JUGAR LA OUIJA PUEDE PONER EN RIESGO SALUD MENTAL DE ADOLESCENTES

La ouija es considerada por un sector de la población como un juego peligroso, cuya práctica se incrementa con ocasión de la fiesta de Halloween.

A+

Juegos como la ouija pueden ocasionar que algunas personas, especialmente adolescentes con vulnerabilidad psicológica, sufran episodios psicóticos agudos, trastornos disociativos de estrés agudo y postraumático, advierte el Ministerio de Salud (Minsa), ante la proximidad de la fiesta de Halloween.

La ouija es considerada por un sector de la población como un juego peligroso, cuya práctica se incrementa con ocasión de la fiesta de Halloween, especialmente entre los adolescentes, quienes “ingresan en un trance de exaltación y de distorsión de la realidad’, explicó Horacio Vargas Murga, médico psiquiatra y director del Área de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado – Hideyo Noguchi.

“Estos cuadros clínicos podrían constituir un factor desencadenante de una recaída en adolescentes con trastorno psicótico, depresivo, ansioso u otra perturbación mental”, agregó.

LEE TAMBIÉN: LA CIVILIZACIÓN MAYA Y EL MISTERIO DE SU DESAPARICIÓN QUEDAN AL DESCUBIERTO

El especialista dijo que muchos adolescentes no tienen noción del peligro que representa este juego; y ponen en riesgo su salud mental con la autosugestión que genera, la cual desencadena pesadillas, pensamientos recurrentes y estados paranoides. Por lo general se da en personas con predisposición a desarrollar estos síntomas.

Vargas Murga indica además que adolescentes sin experiencia, que sean sensibles e impresionables, pueden llegar a sufrir un gran trauma.

¿Qué decirle a nuestros hijos?

Los padres, profesores y tutores deben mostrar y explicar a los niños y adolescentes el riesgo que conlleva practicar este tipo de juegos, y estar atentos a las actividades que realizan.

Deben estar alerta ante cualquier cambio de conducta como agresividad, descuido en sus deberes escolares, desinterés en las actividades recreativas o estar retraídos.

La mejor alternativa es cultivar la confianza con los hijos y mantener una buena comunicación con ellos, finalizó el especialista en salud mental.

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.