¿EXISTEN HOMBRES LOBO?

A+

¿De dónde procede el mito del hombre lobo?

El hombre lobo es una de las criaturas del mundo de la fantasía/pesadilla más populares a lo largo de la historia junto a los vampiros. Ambos son presentados siempre como enemigos debido a que estas dos razas se alimentan de la misma presa: los humanos. Hay que remontarse a la mitología griega para buscar el origen de estas criaturas mitad hombre, mitad humano. El primer hombre lobo reconocido fue Licaón, rey de Arcadia, un gobernante que salvó a su pueblo, pero que cometió una serie de atrocidades entre las que se incluye intentar engañar a Zeus y servirle un plato con carne de uno de sus hijos en la Tierra. Ante esta aberración, Zeus condenó a Licaón y a todos sus descendientes a convertirse en hombres lobo.

LEE TAMBIÉN: JUGOS PODEROSOS A BASE DE MANZANA

¿Qué poderes tienen los licántropos?

Los hombres lobo poseen unos sentidos mejorados en su condición como humanos. Pueden transformarse a voluntad o involuntariamente a causa de la noche de luna llena. Se dice que un vampiro solo puede morir por la mordedura mortal de un hombre lobo y además son vulnerables a ellos debido a que los licántropos pueden moverse sin problema bajo la luz del sol. El aspecto de un hombre lobo transformado puede ir desde un lobo auténtico, aunque más grande de lo normal, hasta un humanoide peludo y con colmillos que va en busca de carne humana.

El síndrome de la licantropía clínica

Fue un estudio realizado en el Hospital Malean, el que finalmente hizo que se reconociera el síndrome como tal y en el 2004 se elaboró una lista con más de 30 casos constatados.

Por otro lado el psiquiatra Jan Dirk Blom ha hecho un estudio en su libro “History of Psychiatry” sobre la licantropía; en su estudio sólo encuentra 13 casos entre 1850 y el 2012. Un libro muy interesante que nos habla de la enfermedad describiéndonos sus síntomas, el tratamiento y las distintas teorías que hay sobre las causas.

Una persona que se siente como un hombre lobo, cree verdaderamente que es este animal y se comporta como tal ante el asombro de los demás. Gime, gruñe, puede que camine a cuatro patas… Cuando una persona que sufre licantropía clínica vuelve a su estado de lucidez puede recordar que se siente en ese momento como si fuera un hombre lobo de verdad.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.