SE FUE, SE FUE

La página del sacarronchas de hoy.

A+

Bruno Pacheco anunció ayer su renuncia a la Secretaría de Palacio de Gobierno, tras el escándalo de las presiones que ejerció, según la denuncia, en el proceso de ascensos de la FF.AA. y al jefe de la Sunat. Asumió el papel de víctima y héroe, diciendo que renuncia, pese a que no hizo nada malo en su vida.

FISCALÍA LE CAYÓ

Pero, como para dejar las cosas claras y antes de que se vaya y borre todas las pruebas, ayer en la mañana le cayó la Fiscalía anticorrupción a su despacho en Palacio de Gobierno. Aseguran que si encuentran otro delito en la intervención, le abrirán más investigaciones. Parece que el buen Bruno no se salva.

AHIJADO

Muchos dicen que el presidente Pedro Castillo, ‘el prosor’, aceptó esta medida para evitar que las investigaciones en la Fiscalía lleguen hasta él, pero, según cuentan las malas lenguas, la fiscal Ávalos ya tiene los chat del presidente en los que piden que ayuden a su ahijado, el coronel Bocanegra.

VACANCIA

Pero este no es el único dolor de cabeza del ‘prosor’. Hasta la noche del miércoles, todos creían que iba a fracasar la moción de vacancia de Patricia Chirinos, pero ayer ‘Porky’ López Aliaga, varios congresistas de Avanza País anunciaban su apoyo; sin embargo, no sumaban los 25 votos necesarios para que se admita.

KEIKO VA

Pero apareció Keiko Fujimori y anunció que la bancada de Fuerza Popular se sumaría a la moción, con lo cual ésta pasaría al pleno para discutir su viabilidad. Así que el presidente no se salvaría de por lo menos acudir al Parlamento y justificar tanto roche de por medio. Así que…

YO SOY LEAL

En tanto, sigue la bronca entre el ala cerronista de Perú Libre y la vicepresidente Dina Boluarte. Ayer los congresistas insistían en que ella estaría detrás de la moción de vacancia. Tuvo que salir la titular del Midis a defenderse y jurar y recontrajurar que es leal al presidente, casi casi una carta de sujeción.

VUELTA A CLASES

El Congreso aprobó un proyecto que propone declarar de urgente interés nacional y necesidad pública la mejora de la educación y el retorno progresivo a las aulas. Todos están contentos con esta ley, pero siempre hay objeciones, esta vez de los alumnos que no quieren ni en pintura el uniforme.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.