LA NUEVA BRONCA

La página del sacarronchas de hoy.

A+

A partir de la próxima semana, las broncas se mudarán al Congreso de la República, al parecer todas las bancadas buscan que sus representantes presidan el Legislativo y todo amenaza con tirar al suelo cualquier posibilidad de consenso. Con ello se quedaría por varios días el Parlamento sin Mesa Directiva.

CONTRINCANTES

Por lo pronto, Perú Libre busca liderar el Legislativo; también Renovación Nacional, de Porky, quiere que dirija el almirante Montoya; APP, AP y Podemos también creen que son los ideales para asumir la Presidencia. Así que ya veremos cuánta sangre se derrama antes de tomar una decisión.

LA OTRA MITAD

Hernando de Soto consideró que en el Perú se vive una situación peligrosa por las elecciones y por la posibilidad de una asamblea constituyente. “El Perú está dividido en dos partes iguales. Esa división refleja que una mitad del país calcula que lo perderá todo con una AC, pero hay otra mitad que cree tener una oportunidad con esta propuesta”, mencionó.

NO BUSCO CHAMBA

Sin embargo, poco después tuvo que salir a aclarar que no formará parte del gobierno, pues no busca chamba en algún cargo, como los rumores donde lo involucraban. “No voy a formar parte del nuevo gobierno, yo no estoy solicitando chamba  ni estamos buscando que yo sea un ministro”, dijo.

¿Y EL GOBIERNO?

Después de la violencia en las protestas protagonizadas por seguidores de Perú Libre y Fuerza Popular hasta hoy desde el Gobierno nadie explica la inercia de la Policía para detener a los responsables de ella ni cómo están viendo el caso de los heridos. Parece que alguien se olvidó de sus obligaciones.

DUEÑOS DE LA CALLE

Pese a que hay una persona herida en una clínica local, dos autos de ministros atacados, una bombera amenazada y hasta hoy no hay un reporte ni anuncio de investigación del caso. Mientras líderes de izquierda reclaman, paradójicamente, la criminalización de la protesta. Parece que la izquierda se cree dueña de la calle.

QUE NO SALGAN

El Gobierno promulgó la Ley 31280, que exige que, culminado el mandato de cinco años, el expresidente, o quien hubiese ocupado el cargo, permanecer en el territorio nacional por el periodo mínimo de un año, salvo autorización aprobada por el Congreso. Esto se aplicaría a partir de Pedro Castillo.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.