EL CUERPO

La página del Sacarronchas de hoy.

A+

En este mundo de muchas conspiraciones, aún existen muchas dudas sobre si el genocida Abimael Guzmán ha muerto o no. La población y muchos personajes políticos  aún siguen exigiendo que se muestren los restos del más grande genocida que ha tenido nuestra historia.

EXPLICACIÓN

Es más que urgente que el Inpe explique cómo así la cabecilla terrorista Elena Iparraguirre, quien cumple condena en un penal local, tuvo la facilidad para comunicarse con el extranjero para soltar varias barrabasadas y poniendo a su exesposo como la víctima de todo lo vivido.

ASESINATO

Según se puede escuchar en el portal Prisioneros Políticos y de Guerra del Perú, la terrorista acusa al país, dice, del asesinato de Guzmán Reinoso, quien para la señora solo fue víctima de un Estado porque luchó contra la desigualdad y la opresión capitalista. Habría que mandar un psiquiatra para que la vea.

CRIMINALES

Lo que sí nos queda en claro es que la señora Iparraguirre no se arrepiente de los hechos criminales por los que purga condena y es más que fijo que muchos de sus compinches piensan igual. Por ello es tarea de todo peruano enseñarle a los jóvenes que estos sujetos eran criminales y no luchadores sociales.

CENIZAS

Lo que nos llamó la atención fue la ‘sacada de cuerpo’ del gobierno de Pedro Castillo sobre la decisión de qué hacer con los restos. Como señalamos ayer, Estados Unidos no se hizo problemas con el tema Bin Laden, y dejando toda la carga a la Fiscalía, no hace más que mostrarse muy laxo con los delincuentes.

INDULTO

Según publicó Expreso, el presidente Castillo ya habría decidido darle el indulto a Antauro Humala. Ya es ocioso decir lo que le comenzaron a decir al mandatario en las redes sociales y muchos se animaron a señalar que sería la causal para su vacancia. Dónde estará su cabeza.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.