¿ES POSIBLE POSTERGAR LAS ELECCIONES GENERALES DE 2021?

Le planteamos la pregunta a un constitucionalista, aun cuando el presidente Vizcarra sostuvo ayer que los comicios se realizarán de todas maneras.

Miércoles 15 de Abril del 2020 | 9:51 am

Las últimas declaraciones del presidente de la República Martín Vizcarra Cornejo, sobre la convocatoria a elecciones generales para el año 2021, ha reavivado el debate constitucional de las normas en dicho sentido, por ello EXTRA consultó con el abogado constitucionalista Miguel Estela La Puente sobre lo establecido en la Carta Magna de 1993.

“Hay que señalar que normativamente no se regula ningún supuesto de postergaciones de elecciones, entonces corresponde apuntalar que el artículo 112° de la Constitución indica claramente que el mandato presidencial dura 5 años y el artículo 90° que el mandato para ejercer el cargo de congresista es por el mismo tiempo. Ello significa, que, en principio, no se puede postergar las elecciones porque ese es el periodo máximo establecido por la misma carta magna, más aún si nuestra Constitución es rígida, esto es, no es fácil reformar este punto. Hay candados para prevenir totalitarismos, lo cual es curioso por el contexto en el que se aprobó; sin embargo, en este aspecto, su espíritu es el mismo que el de la carta magna de 1979”, expresa.

LEE TAMBIÉN | PNP: CINCO MUERTOS Y 300 INFECTADOS POR CORONAVIRUS

  • ¿Qué consideraciones pueden existir ante los hechos actuales?

A pesar de los candados anti dictadura, los nuevos parlamentarios podrían tener intención de sostener su mandato por más tiempo que el establecido en la Constitución de 1993 porque la primera acción que tomaron  una vez juramentados fue modificar la ley electoral para hacerle reformas a su discrecionalidad durante 6 meses y que estas reformas sean de aplicación inmediata, justamente, para las elecciones generales de 2021 sino hubieran hecho esa modificación a la ley, todas las reformas que hubieran podido hacer sólo aplicarían para las elecciones regionales, provinciales y locales de 2022 y para las generales de 2026.

  • ¿Entonces qué observaciones deberíamos hacer?

Es importante observar que dicha modificación a la ley electoral se produjo en plena cuarentena y mandato de toque de queda, esto es, su prioridad como Congreso nuevo no fue legislar en materia laboral, ni salud, ni seguridad; no, fue solo elecciones: las reglas del juego que permiten alcanzar el poder. Por otro lado, existe la probabilidad de usar como excusa el Estado de emergencia por la presencia de la pandemia del coronavirus para argumentar la imposibilidad de la aglomeración de personas y señalar que es necesario aprobar un nuevo calendario electoral “hasta que las condiciones se den” y, claro, como pueden modificar la ley electoral, entonces ellos mismos allanan su derrotero.

  • ¿Se está forzando un escenario para postergar las elecciones?

En un escenario forzado, si logran alcanzar los votos por mayoría absoluta en dos legislaturas o en una sola y con ratificación de un referéndum podrían reformar la Constitución e incorporar una disposición transitoria para postergar las elecciones de manera excepcional. Ante tal circunstancia, considero que la ciudadanía de nuestro país debería oponerse rotundamente a cualquier atisbo de maniobra de este calibre que construya un camino de dudosas pretensiones democráticas.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.