BLUME: “ES EVIDENTE QUE ME ESTÁN SIGUIENDO, QUE HAY UN REGLAJE”

Aseguró que no conoce a la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza.

“Es evidente que me están siguiendo, que hay un reglaje"
Lunes 23 de Diciembre del 2019 | 11:21 am

El saliente presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume, rechazó los señalamientos realizados en un diario local respecto de que se habría reunido con la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza, y hasta precisó no haber tenido ni la oportunidad de conocerla.

Además, Blume Fortini denunció  la existencia de un reglaje en su contra pese a que él, según indica, no tiene “absolutamente nada que ocultar”.

“Es evidente que me están siguiendo, que hay un reglaje, están buscando información sobre mí cuando no tengo absolutamente nada que ocultar […] No tengo absolutamente nada que ocultar. Todo esto me hace recordar a los años 90 en los que, como asesor principal de Alberto Andrade, alcalde entonces de Lima y líder de Somos Perú, Vladimiro Montesinos dijo ‘hay que tocarle el pellejo a Blume’. Entonces, teníamos los teléfonos intervenidos y había reglaje contra nosotros. Casi veinte años después, me encuentro en lo mismo”, indicó en una entrevista a Correo.

El magistrado, además, recordó que la única vez que la vio fue en la audiencia pública del TC que revisó el hábeas corpus para la excandidata presidencial.

“No la vi a la abogada Giulliana Loza. No la vi y, por ende, no la saludé y no conversé con la abogada de la ciudadana Keiko Fujimori. Lo digo claramente: Yo nunca vi a la señora Loza. La única vez que la he visto es en la audiencia en el TC durante el hábeas corpus de la ciudadana Keiko Fujimori”, aseguró.

El tribuno calificó como “siniestro” y “delirante” que lo estén acusando de reunirse en público con la abogada de Keiko Fujimori antes de que se aprobara el hábeas corpus a favor de la lideresa de Fuerza Popular.

“Si usted se refiere al video que están difundiendo, le aclaro que la dama con la que salgo es mi esposa y nos acompaña un amigo con el que mantenemos mi esposa y yo una larga amistad. Han buscado confundir a la doctora Loza con mi esposa. Se trata de una confusión adrede o una manipulación burda, absurda, sospechosa. No creo, a estas alturas, en una confusión inocente […] Todo esto es parte de una campaña que ha superado todos los límites. Es una suerte de actitud paranoica que ha llegado a niveles de delirio”, indicó el magistrado del TC.

(Una nota del Diario Expreso)

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.