TOMATE PROTEGE EL CORAZÓN

El tomate es una hortaliza muy valorada en la alimentación. Su componente principal es el agua, seguido por los carbohidratos.

A+

El tomate es técnicamente una fruta, aunque se asemeja más a una hortaliza, y normalmente es usado como tal. Suele utilizarse comúnmente en la cocina de todo el mundo, aunque especialmente en la mediterránea, conocida por ser una de las cocinas más sanas y equilibradas del mundo.

El tomate cuenta con gran cantidad de vitaminas, sobre todo del grupo B, aunque también del C y del A. También contiene multitud de minerales, como potasio, fósforo, magnesio y calcio. Es por esto que su consumo diario nos proporciona un gran impulso para la salud, además de mejorar el sabor de muchos platos.

Además, al ser un alimento muy bajo en calorías y grasas, junto a su gran contenido en fibra, lo convierte en un producto ideal para la dieta si estás intentando bajar de peso, o mantener el que ya tienes.

BENEFICIOS

  • Es antioxidante: El tomate tiene un alto contenido en vitamina C, y además, es rica en licopeno. Ambos componentes son conocidos por ser antioxidantes naturales. Esto nos ayuda a luchar contra la degeneración que provoca en nuestro cuerpo el paso del tiempo.
  • Protege el corazón: El tomate contiene licopeno, que no solo le da su característico color rojo, sino que previene la oxidación de lípidos séricos, protegiendo así nuestro organismo contra las enfermedades cardiovasculares.
  • Reduce el colesterol: El consumo regular de tomate se ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol LDL (“colesterol malo”) y los triglicéridos en la sangre.
  • Alivia el dolor crónico: Los tomates son ricos en flavonoides y carotenoides, agentes conocidos por sus propiedades antiinflamatorias. Gracias a ellos pueden reducir el dolor crónico, como por ejemplo, el dolor por artritis o dolor de espalda.

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.