REMEDIOS PARA LA PRÓSTATA INFLAMADA

Evite y combata males como la prostatitis o el cáncer.

Por lo general, el aumento se presenta después de los 50 años y los problemas asociados aumentan con la edad.
A+

La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre. En una persona joven, la próstata tiene el tamaño de una nuez, pero con la edad la próstata va adquiriendo mayor tamaño, y si ésta se agranda demasiado puede causar problemas.

AJO CRUDO

Necesitas un Diente de ajo crudo. 1/2 Vaso de agua tibia.

El ajo es un excelente bactericida, tal vez el antibiótico más potente que tiene la naturaleza, por lo que está especialmente indicado si la prostatitis está causada por una infección o acumulación de bacterias. Como además es diurético, te ayudará a eliminar líquidos y a evitar esa sensación de no haber vaciado completamente la vejiga que suele producirse cuando sufres esta dolencia.

Para poder beneficiarte de esta propiedad del ajo, tienes que tomar un diente de ajo crudo cada mañana en ayunas, con medio vaso de agua tibia, para un mejor efecto, al menos durante el tiempo que tengas las molestias.

BAÑOS DE ASIENTO

Necesitas 15 Gramos de tomillo. 15 Gramos de cola de caballo. 1 Bañera con agua.

Los baños de agua caliente en una tina o bañera, o los baños de asiento, pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor en la zona baja de la espalda que aparecen asociados al problema de la próstata inflamada. Pueden prepararse con agua caliente sola pero es mejor si añades al agua una pequeña cantidad de hierbas que reduzcan la inflamación, como el tomillo y cola de caballo, unos 15 gramos de cada planta serán suficientes. Debes permanecer en el agua al menos durante 20 minutos para notar el efecto de alivio por la inflamación, y realizar el baño a diario mientras los síntomas estén presentes. Puedes empezar con dos baños al día hasta que el dolor vaya desapareciendo y puedes ir bajando la frecuencia a medida que los síntomas mejoren.