REMEDIOS CON GUANÁBANA

Para hipertensión, colitis, cáncer y más.

11-1
11-2 silueta
11-3
Miércoles 30 de Octubre del 2019 | 12:01 pm

La guanábana es un fruto muy utilizado, en la actualidad, no sólo en la elaboración de cremas, helados y jugos sino también en el mundo de la medicina natural para la preparación de diferentes remedios, al igual que otras partes del árbol como sus semillas y hojas.

PROPIEDADES CURATIVAS

La guanábana es muy medicinal; el jugo de la fruta es diurético; Combate las amebas y toda clase de lombrices.

Las hojas, en forma de té, son muy fortificantes para el estómago, son antiácidos naturales y ayudan a la digestión. Igualmente, combaten la albúmina y, debido a su efecto sobre la eliminación de ácido úrico, la guanábana alivia el dolor y la inflamación en casos de gota, artritis y reumatismo articular.

El jugo de guanábana ayuda a controlar la hipertensión arterial y a eliminar el colesterol y los triglicéridos dañinos, provocando efectos saludables sobre la circulación sanguínea en todos los niveles.

La guanábana, comida cruda o en jugo, facilita la eliminación de materia fecal y residuos de alimentos. Por ello, combate el estreñimiento, alivia la inflamación del colon y protege la flora intestinal constituyéndose en un depurativo general excelente para la limpieza del organismo.

Según estudios, el consumir guanábana a diario en la dieta previene el cáncer, en especial el cáncer del colon y de los órganos digestivos.

REMEDIOS POPULARES

Para las digestiones pesadas: Verter 2 o 3 hojas estrujadas de guanábana en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar 1 taza, bien caliente, cuando se sienta la molestia. Añadir 1/2 cucharadita de anís para incrementar su poder curativo.

Para la colitis: Dejar macerar un puñado de cebada y otra de linaza por separado, cada uno en una taza de agua por 12 horas.  Colocar el contenido, colado, en la licuadora junto con 1 zanahoria picada y 2 cucharadas de la pulpa de guanábana.  Licuar por unos instantes.  Tomar 2 tazas de este jugo al día.

Para la flatulencia: Colocar en una licuadora 1 rebanada de papaya picada, medio mango picado y 2 cucharadas de pulpa de guanábana.  Añadir 1 cucharada de avena.  Licuar por unos instantes.  Tomar 2 tazas de este jugo al día.

Para prevenir los resfriados: Poner en la licuadora media naranja pelada, una rebanada de piña picada, 2 kiwis picados y 2 cucharadas de pulpa de guanábana.  Licuar por unos instantes. Tomar este jugo una vez al día especialmente en la temporada de resfriados.

Para la gota: Picar una rama de apio, lavar 3 fresas y picarlas, y extraer 2 cucharadas de pulpa de guanábana. Colocar todos estos ingredientes en la licuadora y añadir el agua de una alcachofa que ha sido dejada en maceración por 12 horas. Licuar por unos instantes y tomar este jugo a diario.

Para la hipertensión: Hervir  2 hojas de guanábana y 2 hojas de naranja en medio litro de agua por 10 minutos. Retirar de fuego y dejar enfriar.  Beber este remedio dos veces al día

Para el insomnio: Realizar una infusión de 3 a 4 hojas de guanábana en una taza de agua que esté hirviendo. Tomar una taza tibia antes de dormir.  Éste es un remedio ligeramente sedativo que puede ayudar a inducir el sueño, y también sirve como antiespasmódico, reductor del colesterol, de los triglicéridos y de la tensión arterial.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.