PROPÓLEOS CONTRA LOS MALES BRONQUIALES

Los propóleos también ayudan a cuidar el aparato digestivo, el circulatorio y protege los dientes.

A+

El propóleos es una sustancia resinosa fabricada por las abejas para defender sus paneles de bacterias, virus y hongos. Se ha visto una buena reacción al uso del propóleos en personas afectadas por asma, males bronquiales, hipertensión y caries.

PROPIEDADES

Antibióticas (bactericida y fungicida), antivirales, antitumorales, cicatrizantes, antiinflamatorias, analgésicas, antialérgicas, anestésicas e inmunoestimulantes.

¿CÓMO USARLO?

Es indicado en caso de bronquitis y gripe. Asimismo como complemento puede utilizar el jarabe de propóleos, tome una cucharada sopera antes de cada comida, si es adulto. En caso de niños tome media cucharada. Si tiene mal aliento o sufre caries, aplíquese el espray de propóleos entre las comidas.

OTROS BENEFICIOS

Aparato circulatorio: El propóleos combina efectos vaso-dilatadores e hipotensores, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y normaliza la tensión arterial. Estos efectos se logran con el uso constante.

Vías respiratorias: Es un antibiótico de amplio espectro que no produce disbacteriosis y que se ha ganado merecidamente la fama de efectivo antigripal. Su acción antiinflamatoria y anestésica lo convierte en eficaz protector de la garganta y las cuerdas vocales.

Aparato digestivo: En este aspecto ejerce múltiples acciones: normaliza el peristaltismo intestinal, regula el apetito, ayuda a la regeneración de úlceras, es protector hepático y previene la parasitosis.

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.