REGULAN LA DIGESTIÓN, EXPULSAN PARÁSITOS, CATARROS DE VERANO, PREVIENE PROBLEMAS DE LA PIEL Y ARTRITIS.

NUEVAS RECETAS CON PAPAYA

Sábado 23 de Febrero del 2019 | 9:19 pm

La papaya y su semilla tiene múltiples propiedades terapéuticas como ser diurética, laxante y la de expulsar ciertos parásitos intestinales. Igualmente, ayuda a las personas con cuadros de ictericia, palidez, colitis, gastritis y asma.

Incluso, ayuda a las personas con diabetes. Muchos investigadores han descubierto que el consumo de papaya cruda podría ayudar a mantener el nivel de azúcar en la sangre y el colesterol debido al alto contenido de fibra, controlando así la diabetes.

También es rico en minerales como el calcio, potasio, magnesio y cobre. El consumo regular ayuda a construir el banco de calcio en el cuerpo y, a la larga, podría ayudar a controlar la artritis.

La papaya es una gran fuente de vitamina A, B, C y K y se conoce como un excelente refuerzo de la inmunidad. Es ideal para el crecimiento de los tejidos del cuerpo, incluido el cabello y la piel. Ayuda a mantener el colágeno, la proteína estructural de los tejidos conectivos. Se dice que una papaya de tamaño mediano podría proporcionar el doble de su requerimiento diario de vitaminas.

De forma externa, también sirve para aliviar irritaciones de la piel y quemaduras originadas por una exposición prolongada al sol.

REMEDIOS POPULARES

Para el estreñimiento: Comer una rebanada grande de papaya al natural, cocida o en licuado a diario en las mañanas muy temprano.

Para expulsar parásitos intestinales: Consumir un puñado de semillas pulverizadas a diario.

Para la tos, bronquitis y catarros pulmonares: Preparar una infusión de 7 flores de papayo en agua hirviendo con azúcar y se deja enfriar. Se toma cada hora.

En caso de quemaduras e irritaciones en la piel: Aplicar la misma fruta recién cortada y, si se tiene heridas purulentas, se puede aplicar las hojas del papayo (en forma de emplasto tibios) para ayudar a limpiar y cerrar la piel rápidamente.

Para la colitis: Consumir, al levantarse, siete semillas las cuales deben ser bien masticadas. Se debe repetir durante el día, cada tres horas, hasta el momento de acostarse.

Para las verrugas: Colocar cuidadosamente, mediante una bolita de algodón, la sustancia lechosa de la papaya verde sobre las verrugas varias veces al día durante una semana o menos. Este residuo pegajoso las encoge y al poco tiempo se caen solas.

Para exfoliar la piel: Colocar un pedazo de papaya fresca sobre la piel limpia y pasar varias veces mediante suaves masajes circulares. Retirar abundante agua. La papaya actúa como un exfoliante que retira las células muertas e impurezas del cutis.

Para las patas de gallo: Hacer un puré con 1/2 taza de pulpa de papaya y aplicar sobre la piel arrugada alrededor de los ojos. Este remedio también puede ser empleado en el resto del rostro y cuello con lo cual se lograr suavizar la piel. Dejar puesta por 15 minutos y enjuagar con agua tibia o templada. Repetir este remedio dos veces por semana.

Para las llagas dentro de la boca, las rajaduras y las manchas blancas en la lengua: Masticar una rebanada de papaya tres veces al día.

Para blanquear dientes manchados: Consumir a diario una rebanada de papaya.

Para la gastritis: Colocar una rebanada de papaya y un vaso de yogurt natural descremado en una licuadora. Licuar estos ingredientes y añadir 1/2 cucharada de canela en polvo al final. Tomar 1 vaso después de cada comida principal.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE