NUEVAS PROPIEDADES DE LA SÁBILA

Y conozca las mejores recetas terapéuticas.

El aloe vera es una planta que tiene hojas carnosas, aserradas y gruesas en forma de pencas y que pertenece a una especie de plantas llamada xeroides.
A+

Desde la antigüedad se conocen los efectos curativos y de belleza que tiene el aloe vera. Los egipcios, griegos y los romanos empleaban esta planta para fines terapéuticos especialmente para sanar enfermedades de la piel.

Durante la estancia de los árabes en la península Ibérica, éstos tenían grandes plantaciones de aloes veras en Andalucía y en el siglo XVI era una planta tan popular en Italia que, a cada paso, había un aloe vera plantada en algún jardín y en los tiestos.

Es una planta que tiene hojas carnosas, aserradas y gruesas en forma de pencas y que pertenece a una especie de plantas llamada xeroides.

Es importante señalar que una planta de aloe, una vez recolectada con sus raíces, puede sobrevivir un año. Sin embargo, sus hojas una vez cortadas, solo pueden ser guardadas en la nevera por una semana y el jugo exprimido sólo 24 horas.

PROPIEDADES CURATIVAS   

Al contener elementos tan importantes como vitaminas A, E, B12; minerales (sodio, potasio, magnesio, cobre, cromo…), enzimas presenta propiedades antisépticas, antiinflamatorias, inhibidor del dolor, cicatrizantes  y estimulante del crecimiento de los tejidos.

* En su uso externo, es muy  utilizado para:

  • Sanar las quemaduras solares,
  • Cicatrizar las heridas,
  • Combatir herpes (genitales o labiales)
  • Estimular el crecimiento del cabello,
  • Combatir los hongos (pie de atleta, cándidas vaginales),
  • Prevenir las estrías en el embarazo.
  • Curar las dermatitis de los bebés causadas por los pañales.

* El consumo interno, es muy usado para curar:

  • Úlceras
  • Estreñimiento
  • Disentería
  • Inflamaciones intestinales, etc.

Sobre el sistema digestivo es tónico general y estimulante, colerético y colagogo, y sobre el intestino tiene un notable efecto laxante que se manifiesta hacia las 8 horas de su ingestión, recomendado en casos de estreñimiento crónico.

El aloe vera también ayuda al sistema reproductor al aumentar la aportación de sangre al útero, reducir los sofocos en la menopausia y para mejor los síntomas asociados al síndrome premenstrual.

Si se emplea el aloe en estos casos, se deberá utilizar directamente la planta fresca y no los preparados comerciales.

PREPARACIONES TERAPÉUTICAS

Infusión de aloe vera: Extraer la pulpa de la hoja con un rallador y disolver en agua caliente. Otra forma es cortar la hoja en daditos y secarlos al sol; cuando se deshidraten, guardarlos en un frasco y usarlos como si fueran bolsitas de té.

Vahos de aloe vera: Hervir la hoja de aloe vera o sólo su gel, y respirar el vapor que emana de la olla. Polvo: Pelar hojas gruesas y carnosas y dejar que su gel se seque al sol. Ya deshidratado, machacarlo y guardarlo en un recipiente opaco y hermético. Se puede consumir solo (1 edita por día) o bien en infusiones, vahos o para hacer tintura base. Vino tónico: Mezclar el gel de aloe vera con miel y especias y dejar macerar.

Tintura base de aloe vera: Mezclar 350 g de hojas de aloe trituradas con 550 ce de alcohol medicinal y 450 ce de agua mineral. Guardar en un frasco y dejar macerar 1 mes, agitando el recipiente a diario.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.