LINAZA Y SÁBILA LIMPIAN EL COLON

Jueves 4 de Julio del 2019 | 3:50 pm

Recetas con sanky, tamarindo, plátano, zapallo, ciruelas y granadillas.

El colon es donde se inicia la enfermedad, porque es el conducto por donde debe eliminarse todos los residuos de los alimentos ingeridos, por tanto debe estar evacuándose continuamente, debe estar limpio. El colon sucio es un asesino silencioso. Es como una tubería obstruida.

Muchas veces el aparente exceso de peso no es tal, sino una acumulación de desechos tóxicos en nuestro organismo. La mayoría de las personas sobrecarga su sistema digestivo de alimentos o muy calientes y picantes, desnaturalizados con las mezclas más absurdas e inverosímiles; a esto se acompaña de un hígado inflamado de tanto trasformar tóxicos y venenos, un páncreas crecido de tanto producir enzimas y metabolizar cantidades de azúcares rápidos y alimentos carentes de ellas; así el colon se va tapizando de un moco pegajoso parecido a un engrudo que dificulta la absorción de alimentos y medicamentos como el libre flujo de la energía.

Debemos hacernos responsables de lo que comemos. No comer solo por placer sino para vivir sanos. Debemos ir al baño tres veces por día, de esta manera eliminaremos toxinas que de otra manera causaran enfermedades.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

PASOS PARA LIMPIAR SU CUERPO

1.- Licue 250 gramos de papaya, dos cucharadas de semillas de linaza remojada por ocho horas en agua tibia, tres pecanas, medio vaso de gel de sábila remojada por ocho horas. En caso su economía le permita adquirir, puede incluir cinco vasitos del extracto de sanky.
Consuma por 30 días mínimo en ayunas por las mañanas. Para que conserve sus propiedades debe remojar la linaza en agua tibia, no hervirla. Si su estreñimiento es crónico tome a las seis de la tarde un licuado de 250 gramos de papaya, cinco granadillas y (opcional) cinco vasitos del extracto de sanky. Esto por 15 días seguidos. En las tardes consuma medio kilo de ciruelas, kiwi o higos.

2.- Hacer una infusión de hojas de zen (una cucharada sopera) la noche anterior, en esa agua se deja en remojo toda la noche tamarindo (200 gramos) en un recipiente de vidrio o hierro enlozado, al día siguiente dar un hervor, cernir y tomar un vaso en ayunas y otro antes del almuerzo. Este purgante natural le limpiará el intestino delgado y el grueso. Consumir esta preparación una vez por semana seguida.

3.- Hacer ayuno de 24 horas con manzana Israel o papaya con infusión de flor de arena.

4.- Tomar como agua de tiempo la infusión de pelo de choclo. Tres veces por semana.

5.- A modo desayuno por 30 días consuma papaya y plátano de isla en trozos.

6.- Luego de la ensalada de frutas soase dos plátanos de seda. Esto es coloque dos plátanos de seda en una sartén, tape y deje hasta que se cocinen. Aplaste estos plátanos soasados con un tenedor y consuma por treinta días.

7.- En las noches prepare una mazamorra de zapallo endulzada con algarrobina o miel liquida de la selva.

8.- Por una semana completa consuma una cucharada sopera de aceite de linaza antes de almuerzo y cena.





Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE