LA CÚRCUMA COMO ESPECIE CURATIVA

Ayuda a tratar males del corazón, hepáticos y todo tipo de cáncer.

A+

La cúrcuma es una especia aromática que se usa en la cocina para condimentar diferentes platos. Sin embargo, sus propiedades y beneficios para la salud no han pasado desapercibidos para la medicina natural.

De color amarillo intenso y con olor inconfundible, proviene de la raíz naranja de una planta herbácea  de la familia ‘zingiberáceas’ en la India e Indonesia.

Sus compuestos llamados curcuminoides la curcumina, la demetoxicurcumina y la bisdemetoxicurcumina, le dan propiedades medicinales.

BENEFICIOS

Alivia el malestar estomacal. Al tener propiedades antiinflamatorias, previene la acidez y calma el ardor de estómago, así como los trastornos digestivos en general.

Evita las flatulencias y cólicos intestinales. Es recomendado a persona con falta de apetito, dispepsia, gastritis o digestión lenta.

Ayuda a tratar el cáncer. El rizoma de esta planta contiene, al menos, diez componentes anticancerígenos, entre los que sobresalen, la curcumina y los betacarotenos. Estos elementos tienen propiedades protectoras ante varios tipos de cáncer, entre los que se encuentran del colon, piel, mama y al duodeno.

Es un potente antiinflamatorio. Los curcuminoides que tiene la cúrcuma le confieren grandes propiedades antiinflamatorias, llegando a ser casi tan efectivo como algunos medicamentos antiinflamatorios, pero sin los efectos secundarios de los mismos.

Protege de las enfermedades cardiovasculares. Su consumo frecuentemente previene el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Funciona como un antidepresivo natural. Trata la depresión, la tristeza y la infelicidad.

NOTICIAS A TU TELÉFONO

Únete al grupo abierto en Telegram de EXPRESO y EXTRA para recibir las noticias más importantes del día. Usted, sus familiares y amigos pueden sumarse a esta comunidad, a través del siguiente ENLACE.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.