LA ACEITUNA CUIDA EL CORAZÓN

La aceituna también contribuye a contrarrestar problemas de digestión y hemorroides.

A+

La aceituna es el fruto del olivo. Está formada por tres partes: la parte exterior o esocarpo o cáscara, la parte mediana o mesocarpo o pulpa de la que se saca el 70% del aceite y la parte interna o endocarpo o avellano de que se saca el restante 30% acerca de del aceite.

PROPIEDADES

– Hipotensora: Disminuye la presión arterial y es muy eficaz en casos de arterioesclerosis dado que presenta un gran poder vasodilatador, con lo cual también previene la angina de pecho, al dilatar la arteria coronaria.

* Infusión de unos 60 g de hojas secas por litro de agua. Tomar tres tazas al día.

– Diurética, antiglucémica: Aumenta la producción de orina, con lo cual favorece la eliminación de impurezas del organismo, siendo muy interesante en el tratamiento de la diabetes, inflamaciones del hígado (hepática) o cálculos biliares.

* La misma infusión vista previamente puede servir en estos casos. Tomar un par de cucharaditas de aceite de oliva virgen.

– Antifebrífuga: Para rebaja la fiebre.

* Decocción de 60 g de hojas secas durante un cuarto de hora . Tomar tres tazas al día. Maceración de 60 g de corteza en 250 g de alcohol. Tomar 20 gotas tres veces al día.

– Laxante: En casos de estreñimiento se pueden tomar un par de cucharadas pequeñas de aceite de oliva crudo en ayunas.

– Hemorroides: Se utiliza la corteza.

* Decocción de 30g por litro de agua. Lavar la zona afectada.

– Anticolesterol: Dada la riqueza del aceite de oliva en grasas insaturadas se recomienda su uso como aceite alimentario para combatir el colesterol, favoreciendo además la absorción de las vitaminas liposolubles E, A, D y K. No debe olvidarse su consumo diario para cuidar la salud del corazón.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.