FRESA CONTRA LA ARTRITIS

También ayuda a limpiar el organismo, mejorar la digestión y es ideal para dietas.

A+

La fresa, ese delicioso fruto que muchas veces ha sido relacionado con el placer, se ha convertido en el deleite de los amantes de la salud. Uno de los grandes beneficios de la fresa es su alto contenido en vitamina C, incluso por encima de muchos cítricos. Por ello, se recomienda su consumo de forma regular para subir las defensas, en especial, en épocas de invierno o en climas tropicales.

Los amantes del fitness o aquellos que buscan de mantener una figura delgada pueden consumir esta fruta sin miedo alguno ya que al estar compuestas en más de un 80% de solo agua es muy poco el aporte calórico que le hará al cuerpo.

ARTRITIS

La fresa es conocida también por ser una fuente rica en ácido salicílico, lo que la convierte en una fruta excelente para complementar el tratamiento de aquellas personas que sufren de reumatismo o artritis. La fresa también es rica en yodo, calcio, fósforo, magnesio y vitaminas A, B1 y B2.

Un beneficio que pocas personas conocen de la fresa es su efectividad para mantener limpios y blancos los dientes. Para lograr esto, solo es necesario comer unas cuantas fresas al día. Con el tiempo, verá como los dientes se irán desmanchando.

DIGESTIÓN

Gracias a la cantidad de semillas que se encuentra en cada fresa, comer esta fruta de forma periódica regulará el tránsito intestinal de aquellas personas que sufren de estreñimiento o de intestino perezoso.

Las fresas son también una fuente rica en antioxidantes, los cuales ayudan a combatir los radicales libres en el cuerpo, causantes de diversas enfermedades entre ellas diversos tipos de cáncer.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.