FORTALECE TU SISTEMA ÓSEO

Toma nota de estos consejos para evitar sufrir lesiones con frecuencia.

A+

Hay gente que genéticamente está más predispuesta a tener unos huesos débiles y a desarrollar problemas óseos. Además, los antecedentes familiares también tendrán mucho que ver, así que si tus padres o abuelos sufren de problemas óseos es probable que tú también puedas desarrollarlos en un futuro.

Sin embargo, puedes tomar ciertas medidas para evitar que eso ocurra, o al menos retrasarlo lo máximo posible.

1- Incrementa el consumo de calcio: El calcio es un mineral indispensable para el buen desarrollo de los huesos cuando somos niños, pero sigue siendo muy necesario consumirlo durante toda nuestra vida para preservar unos huesos sanos y fuertes.

LEE TAMBIÉN | GATO NO PERMITE QUE SU DUEÑA COMA DULCES [VIDEO]

2- No olvides la vitamina D: Si consumimos calcio pero tenemos carencia de vitamina D no vamos a conseguir incrementar nuestra densidad ósea, ya que es precisamente esta vitamina la que se encarga de asimilar el calcio en los huesos. Para obtener suficientes cantidades de esta vitamina es muy importante exponerse al sol (siempre con la protección solar adecuada, claro está). Es por eso que en invierno es más probable que se pierda densidad ósea, sobre todo en ancianos y mujeres posmenopáusicas.

No es necesario tomar el sol, simplemente con pasear cada día 10 o 15 minutos al sol será suficiente. También nos ayudará consumir ciertos alimentos, que veremos en el próximo punto de este artículo.

3- Consume suficiente vitamina K: Pese a que es conocida sobre todo por su papel indispensable en el proceso de coagulación de la sangre, la vitamina K también es muy importante para la salud de los huesos, ya que ayuda a producir proteínas que contribuyen a aumentar la densidad ósea.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.