EL AJONJOLÍ COMO SEMILLA MILAGROSA

Ayuda a controlar diabetes, previene arteriosclerosis, hipertensión y Parkinson.

A+

El ajonjolí, conocido también como semillas de sésamo, se caracteriza por su gran valor nutricional, siendo ricas en proteínas, ácidos grasos insaturados, calcio, magnesio vitamina E y fibras.

COLESTEROL

Las semillas de ajonjolí contienen fibras solubles y compuestos como la sesamina y fitoestrógenos que ayudan a reducir el colesterol LDL, llamado “malo” y triglicéridos en la sangre, a la vez aumentan los niveles de colesterol HDL, llamado “bueno“. Así previene enfermedades cardiovasculares como aterosclerosis, accidente cerebrovascular e infarto de miocardio.

PRESIÓN ARTERIAL

El ajonjolí es rico en ácidos grasos poliinsaturados, sesamina y vitamina E, que aportan propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que aumentan la relajación de vasos sanguíneos y reduce presión arterial.

DIABETES

Las semillas de ajonjolí son recomendadas para controlar la prediabetes y la diabetes, ya que contienen buenas cantidades de fibra y proteínas que ayudan a retrasar la digestión de los alimentos, controlando así los niveles de azúcar en la sangre.

Las semillas contienen un compuesto llamado pinoresinol, que suprime la actividad de algunas enzimas que son necesarias para la absorción de azúcar en el organismo.

ARTRITIS

La sesamina, tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios que reducen dolor y mejora la movilidad de articulaciones y artritis.

COGNITIVO

Los lignanos presentes en las semillas de ajonjolí, son compuestos biológicos activos con efectos neuroprotectores, que previenen el deterioro cognitivo que se va generando con el envejecimiento, evitando males de Parkinson, Alzheimer y demencia senil.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.