DIGA ADIÓS A LA TENSIÓN MUSCULAR

En esta edición conozca los mejores relajantes naturales.

Una mala postura o incluso un periodo de estrés pueden ser suficientes para desencadenar un episodio de tensión muscular.
Lunes 10 de Febrero del 2020 | 6:45 pm

Mucha gente sufre de tensión muscular. De hecho, aunque esta tensión no sea frecuente, nos puede atacar en cualquier momento. Una mala postura o incluso un periodo de estrés pueden ser suficientes para desencadenar un episodio de tensión muscular que nos restará movilidad y nos provocará dolor.

En esta oportunidad conoce algunos relajantes musculares naturales que podrás usar para aliviar la tensión muscular.

RELAJANTES NATURALES

– Manzanilla: La manzanilla o camomila tiene propiedades antiinflamatorias, lo que la convierte en un buen remedio natural para librarse del dolor muscular. Puedes tomarla en forma de infusión, 2 o 3 veces al día, o usar aceite esencial de manzanilla sobre la zona afectada. Mezclado con aceite de coco, también da un buen resultado.

– Menta: La menta también es un muy buen relajante muscular. El mentol que contiene la menta nos ofrece propiedades analgésicas, antiinflamatoraias y antiespasmódicas, que ayudan a aliviar el dolor muscular y la inflamación, e incluso mejoran la circulación sanguínea.

Puedes tomarlo de manera oral, o aplicarlo de manera tópica: Para tomarla de manera oral, puedes tomar un par de tazas de té de menta al día. Para prepararlo mete una cucharada de hojas de menta (fresca o seca) en agua caliente, y déjalas reposar durante 10 minutos. Después cuélalo y tómatelo.

– Cerezas: Las cerezas ácidas (las rojas) tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, lo que ayuda a relajar los músculos de forma natural. Son altamente beneficiosas para la gente que padece dolores musculares crónicos, artritis o fibromialgia.

– Árnica: El árnica tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas, muy eficaces para reducir el dolor muscular y la inflamación. Además, también mejora la circulación sanguínea, lo que contribuye a una recuperación más rápida.

Se aplica de manera tópica, en forma de aceite o de crema: Mezcla unas gotas de aceite de árnica con una cucharada de algún otro aceite esencial, aceite de coco o incluso aceite de oliva. Luego masajea suavemente la zona afectada, y repite el proceso varias veces al día.  También puedes usar crema o pomada con árnica.

DATO EXTRA: El romero Ayuda eficazmente a calmar la inflamación del tejido muscular y a reducir el dolor que provoca. Además, promueve la circulación sanguínea e incluso es ideal dolores de cabeza.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.