CÚRCUMA: UN ANTIINFLAMATORIO IDEAL

Además favorece el buen funcionamiento del hígado, reduce la glucosa y ayuda a prevenir los tumores.

Martes 6 de Octubre del 2020 | 6:52 pm

La cúrcuma es beneficiosa para los problemas hepáticos, biliares y para las indigestiones. Es un tónico estomacal.

MÁS BENEFICIOS

Es muy recomendable para aliviar el dolor ya que tiene un buen poder antiinflamatorio. Las personas con artritis encuentran en la cúrcuma un buen aliado ya que calma el dolor y favorece la eliminación de toxinas.

Ideal en la lucha contra la formación de coágulos en la sangre ya que limita la agregación plaquetaria mejorando así la circulación y previniendo la arterosclerosis.

Favorece el buen funcionamiento del hígado ya que lo protege de toxinas, disminuye el colesterol, ayuda a que la bilis sea más fluida y puede colaborar, en algunos casos, en la lucha contra la hepatitis.

Puede reducir los niveles de glucosa en los diabéticos.

Es muy conveniente su uso en inflamaciones de la boca (enjuagues con el polvo). En caso de encías muy sensibles podemos cepillarlas con un poquito de polvo.

También puede ayudar en el control del crecimiento de los tumores, ya que ayuda a controlar los diferentes factores que favorecen su crecimiento.

En Oriente se suele usar también en casos de resfriados, gripes, infecciones y diarreas.

Las personas con asma y con mucha mucosidad bronquial se beneficiarán de su efecto expectorante.

En caso de enfermedades de la piel como dermatitis, hongos y psoriasis también se suele aplicar a nivel externo.

Ideal en problemas digestivos (digestión lenta, falta de apetito, gases, exceso o falta de ácidos gástricos, etc).

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.