CIRUELAS PARA LA DIGESTIÓN

Además previenen el cáncer de colon y son antianémicas.

Viernes 20 de Noviembre del 2020 | 6:33 pm

Así como se baña diariamente, su sistema digestivo necesita una limpieza periódica. Debemos ir al baño por lo menos tres veces por día, esto nos ayudara a bajar de peso. Para lograrlo es necesario desayunar frutas dulces en ayunas por las mañanas por 10 días, mezcle 300 gramos de melón y 300 gramos de papaya.

Haga un licuado antiestreñimiento con 200 gramos de pulpa de ciruelas, 200 gramos de granadilla y 100 mililitros de agua. Puede endulzar con miel. Tome este jugo por 10 días en lugar del desayuno con el estómago vacío.

PROPIEDADES

A las ciruelas se les ha considerado como un elixir natural para el mantenimiento de la juventud. Tradicionalmente se comían ciruelas porque se sabía que una dieta rica en este alimento ayudaba a mantener el organismo en buena forma, previniendo la aparición de muchas enfermedades de la vejez y manteniendo el aspecto del cuerpo en buen estado. La razón de este pensamiento se basa en el hecho de que este alimento es rico en vitamina E, un poderoso antioxidante, que neutraliza la acción de los radicales libres. Comer ciruelas mantiene el aspecto de la piel más joven y ayuda a prevenir la aparición de las arrugas. Además de la vitamina E, contienen mucha vitamina A, en forma de betacarotenos que se encuentran en los pigmentos tan abundantes que posee esta fruta. La vitamina A es otro poderosos antioxidante que, entre otras funciones, protege del deterioro que el tiempo causa en el organismo: ayuda a evitar el cáncer, cuida de la piel, fortalece el sistema inmunitario y cuida de la salud de los ojos previniendo las pérdidas de visión.

MEDICINAL

Efecto laxante suave: Las ciruelas frescas constituyen uno de los mejores remedios para prevenir el estreñimiento. Esta propiedad les viene otorgada por su riqueza en fibras, especialmente pectina, fructosa y el azufre. Por una parte, la gran cantidad de fibras aumenta el volumen de materia en el intestino grueso, lo que produce un aumento del peristaltismo o contracciones intestinales estimuladas por la presencia de tanta materia acumulada. Todo ello provoca una defecación abundante y más habitual.

Por otra parte, se ha comprobado cómo la fructosa y el azufre presentan propiedades laxantes. Las ciruelas frescas son laxantes muy eficaces.

Encuentra más contenido siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.