CÁSCARA DE NARANJA PARA LAS INDIGESTIONES, INFECCIONES, COLESTEROL Y SOBREPESO

Hacer infusiones de cáscara de naranja es tan fácil como hervir agua.

A+

Normalmente, cuando tomas naranjas de postre o en zumo, lo habitual es tirar la cáscara. Sin embargo, ¿sabías que tiene una gran cantidad de beneficios que no deberías dejar escapar?

Puedes utilizar la cáscara como una solución casera de medicina natural por sus múltiples propiedades curativas, usarla en platos de postres, bebidas y comidas, y hasta a modo de ambientador o ¡como repelente de insectos!

BENEFICIOS

– Favorece la digestión. Tómala en infusión para aliviar problemas de estómago e intestinales, ya que gracias a su alto número de fitonutrientes y flavonoides (tiene más que la pulpa interna), tiene grandes propiedades antiinflamatorias.

– Contra las infecciones. La cáscara de naranja es rica en antioxidantes naturales (vitaminas A, como todas las frutas y verduras de color naranja, y vitamina C por supuesto) que favorecen el buen funcionamiento del sistema inmunológico y además combaten infecciones.

– Ayuda a bajar el colesterol. La cáscara de naranja contiene hespetidina, un tipo de flavonoide con grandes propiedades para metabolizar la grasa en sangre, y reducirla para facilitar su eliminación.

– Para perder peso. Por su capacidad para favorecer la eliminación de grasas, la cáscara de naranja en infusión, es recomendada para acompañar la dieta.

INFUSIÓN

Hacer infusiones de cáscara de naranja es tan fácil como hervir agua para una taza, rallar la cáscara de naranja y meterlo en el agua (utiliza sólo una cucharada y media, que es la medida suficiente para una infusión). Déjalo hervir durante cinco minutos y que repose otros tres. ¡Y ya está!

En verano puedes añadirle unos cubitos de hielo y un poco de canela molida o en rama, un poco de miel si te gusta dulce. Fresquito, sano y delicioso.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.