BENEFICIOS DE LA PMIENTA Y LA UNA DE GATO

Dos maravillosas plantas que cuidan tu salud y sirven para tratar algunas enfermedades.

Jueves 2 de Julio del 2020 | 4:22 pm

Continuamos conociendo algunas plantas que nos pueden ayudar del mismo modo que lo hacen el paracetamol y el ibuprofeno, pero evitando todos esos efectos secundarios y peligros para nuestro cuerpo.

Pimienta: La pimienta contiene capsaicina, que le otorga un gran poder analgésico ya que bloquea los impulsos nerviosos que original el dolor.  Además, aumenta la liberación de endorfinas, hormonas asociadas a la sensación de bienestar y felicidad.

Por otra parte, la pimienta también es muy efectiva para combatir y aliviar dolores musculares y articulares, como los relacionados con la osteoartritis o la fibromialgia; contribuye en la reparación y reconstrucción de tejido dañado; mejora las funciones estomacales e intestinales; reduce los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) en sangre; y ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre, por lo que puede ser muy efectiva contra la diabetes.

LEE TAMBIÉN | ESTOS SON LOS PERROS ‘INFLUENCER’ MÁS CONOCIDOS DE PERÚ [VIDEO]

Puedes tomar la pimienta como condimento para tus comidas, o también puedes prepararla en forma de infusión. Para prepararla, añade una cucharadita de pimienta negra molida en una taza de agua hirviendo, y déjala reposar unos 10 minutos. Después, puedes endulzarla con un poco de miel, y ya estará lista para tomar.

Uña de gato: Es antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral, descongestionante y desintoxicante. Gracias a estas propiedades, puede tratar incluso más dolencias que el paracetamol y el ibuprofeno: alivia alergias respiratorias, trata la bronquitis y el asma, trata problemas digestivos como gastritis, úlceras, los parásitos, los desequilibrios de la flora intestinal, la diverticulitis, la colitis o la enfermedad de Crohn.

Antes de tomar uña de gato, asegúrate que estás tomando la variedad indicada. Necesitamos usar la corteza de la Uncaria tormentosa. Para tomarla, añade una cucharadita de uña de gato en una taza de agua hirviendo, y déjala reposar durante 10 minutos. Después, cuélala y ya estará lista para tomar. También puedes empapar esta infusión en un paño, y aplicarlo sobre la zona afectada si se trata de algún dolor o inflamación local.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.