ANÍS VERDE ALIVIA LA GASTRITIS

También se utiliza en afecciones respiratorias.

Jueves 27 de Febrero del 2020 | 5:05 pm

El anís, también conocido como anís verde, es una hierba que forma matas de hasta 1 m de altura y cuyo fruto posee un fuerte sabor aromático. Conviene indicar que, aunque presenten propiedades y sabor similares, el anís verde y el anís estrellado son plantas muy diferentes.

PROPIEDADES

El anís tiene propiedades carminativas, antiespasmódicas, sedantes, expectorantes, antitinflamatorias y antitusivas.

Los beneficios del anís verde sobre el aparato digestivo son numerosos. Ya en la cavidad bucal, masticando unas pocas semillas se evita la halitosis. En el estómago, sus propiedades antiinflamatorias y carminativas alivian gastritis y aerofagias, siendo el anís una planta habitual en los remedios contra la dispepsia.

Estimula la producción de los jugos implicados en la digestión, empezando por la propia saliva, y así a las propiedades del anís verde se le debe añadir la de estimular el apetito.

Los beneficios del anís verde se extienden además al aparato respiratorio. Las semillas de esta planta poseen propiedades expectorantes que alivian catarros y problemas de bronquios, junto con una acción balsámica calmante. Por ello se recomienda su consumo a los fumadores.

PARA QUÉ SIRVE

Se utiliza en trastornos digestivos como meteorismo, flatulencias, dispepsias, aerofagias y digestiones pesadas.

También se utiliza en afecciones respiratorias como catarros bronquiales.

VENTAJAS

Todas las partes vegetales de la planta joven son comestibles. Los tallos tienen una textura parecida al apio y son mucho más suaves de sabor que las semillas.

Sus semillas se utilizan como condimento en panadería y repostería, en la elaboración de licores (anís, anisette) así como en algunos currys y platos de marisco.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los riesgos de intoxicación por anís verde aumentan cuando se emplean para uso interno en forma de aceite esencial puro. Si se recurre a infusiones o polvo molido resulta difícil llegar a intoxicarse, pues la toxicidad del anís verde es baja.

Los más propensos a sufrir los efectos adversos del anís verde son los bebés.

Dato EXTRA: Está contraindicado el uso del aceite esencial durante el embarazo, la lactancia y en menores de seis años. 

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.