5 REMEDIOS PARA LA HIPERTENSIÓN

Prevenga y trate esta enfermedad en forma natural.

A+

La hipertensión arterial, conocida comúnmente como tensión alta, es una enfermedad crónica caracterizada porque la sangre se desplaza a través de las arterias a una presión superior a lo que puede considerarse como normal. La hipertensión arterial aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y enfermedades renales (entre otras).

¿Necesitas algún remedio casero para la hipertensión?

A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para ti:

1.- Remedio con aceite de hígado de bacalao

Aceite de hígado de bacalao.

Agua.

* El aceite de hígado de bacalao es una buena fuente de ácidos grasos omega-3, que son cardio-saludables y muy eficaces para combatir la hipertensión.

* Para beneficiarte de estas propiedades del aceite de hígado de bacalao, puedes tomar el aceite de hígado de bacalao en la forma que lo hayas adquirido, ya sea líquido o en pastillas o perlas, en la cantidad que indique el fabricante, ayudándote de un poco de agua para poder tomarlo.

2.- Remedio con ajo

1 Diente de ajo crudo.

* El ajo, además de reducir el colesterol de la sangre, dilata las arterias y previene la formación de trombos en las mismas, por lo que reduce la hipertensión.

Para poner en práctica este remedio y beneficiarte de las propiedades del ajo, tienes que tomar al menos un diente de ajo al día. Es preferible consumirlo crudo, y si puedes hacerlo en ayunas, nada más levantarte, será más efectivo, pero si su fuerte sabor te lo impide, puedes, por ejemplo, incorporar en tus ensaladas algunos dientes de ajo. También lo puedes tomar en forma de cápsulas de ajo, que tendrán un sabor más agradable.

3.- Remedio con batido de pepino

1 o dos pepinos frescos.

* Los pepinos son ricos en potasio y pobres en sodio, lo que les confiere una acción diurética que favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo, siendo beneficiosos, entre otras enfermedades, para el tratamiento de la hipertensión.

Para beneficiarte de estas propiedades y mejorar este problema, tienes que hacer un batido con un par de pepinos y tomarlo diariamente.

4.- Remedio con cebolla, ajo y limón

1 cebolla.

7 dientes de ajo pelados.

1 limón.

Agua.

* La cebolla y el ajo tienen muy buenas propiedades para la circulación, por lo que este remedio se convierte en un buen aliado para luchar contra la hipertensión.

Para poner en práctica este remedio, pon en un recipiente una cebolla pequeña previamente troceada, siete dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agrega agua hasta cubrir los ingredientes y déjalo toda la noche en reposo. Por la mañana, cuela el contenido del recipiente y bébete el líquido resultante en ayunas, durante 9 días, descansando por lo menos una semana si quieres volver a iniciarlo.

5.- Remedio con ginkgo

120 Miligramos de extracto de ginkgo biloba.

* El ginkgo biloba constituye uno de los mejores remedios para la circulación sanguínea, por su poder vasodilatador, a la vez que inhibe la sedimentación de plaquetas en los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre circule más fluidamente, contribuyendo a mejorar el problema de la hipertensión.

La dosis habitual es de unos 120 mg de extracto al día, repartidos en tres tomas, aunque siempre conviene seguir las indicaciones del prospecto.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.