10 REMEDIOS PARA EL HÍGADO GRASO

Conozca qué consumir para solucionar este problema de salud.

Nurse measuring blood pressure of senior woman at home. Looking
Nurse measuring blood pressure of senior woman at home. Looking
Nurse measuring blood pressure of senior woman at home. Looking
Martes 1 de Octubre del 2019 | 2:02 pm

El hígado es un órgano importante en el proceso de depuración, ya que filtra las toxinas que serían muy perjudiciales para el organismo. Además regula el metabolismo de las grasas al segregar la bilis que sirve para disolverlas.

El hígado tiene, también, la capacidad de autorregenerarse, pero, a pesar de ello, cuando trabaja de más puede desarrollar diversas enfermedades.

Una de ellas es la que recibe el nombre de hígado graso, alteración también conocida como esteatosis hepática.

REMEDIOS POPULARES

Remedio 1: Consumir lecitina de soja ya que ayuda a expulsar la bilis a través del hígado al hacerla más fluida y eficaz

Remedio 2: Las hojas de boldo contienen dos principios activos, la boldina y la boldoglucina, que son estimulantes y tónicos del hígado. Se obtiene la tisana poniendo en infusión 10 gramos de hojas por litro de agua; se toma una taza después de las principales comidas. Se obtiene una tintura haciendo macerar, durante diez días, 100 gramos de hojas reducidas a polvo en medio litro de alcohol de 80°, agitando de vez en cuando, filtrando después. Se toman de 1 a 2 gramos al día.

Se prepara un elixir haciendo macerar, durante ocho días, 30 gramos de hojas en 120 gramos de alcohol de 60° y medio litro de vino de Jerez, colando después y agregando 300 gramos de azúcar. Se filtra tres o cuatro días después y se toma diariamente una copita de licor. Se hace, más simplemente, un vino de boldo, haciendo macerar, durante diez días, 30 gramos de hojas en un litro de vino de Jerez y filtrando. Se toma una copita de licor cada día.

Remedio 3: Lavar, pelar y picar dos rábanos y colocar en una licuadora. Añadir un vaso de agua. Licuar por unos instantes y luego colar. Tomar este jugo en días alternos (un día sí y otro no).

Remedio 4: Verter dos cucharadas de cardo mariano en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar una taza de esta infusión a diario.

Remedio 5: Consumir, cada dos días, las hojas tiernas de cardo mariano y sin espinas en una ensalada.

Remedio 6: Tomar una cucharada de mixtura de ruibarbo y soda la cual se adquiere en las farmacias botánicas.

Remedio 7: Mezclar una cucharadita de diente de león y centaurea en una taza de agua. Hervir por 3 minutos, retirar del fuego y tapar. Tomar, bien caliente, una taza después de las comidas principales.

Remedio 8: Consumir alcachofas en las ensaladas, por lo menos, tres veces por semana.

Remedio 9: Mezclar 10 gramos de genciana, 10 gramos de menta, 10 de boldo, 10 de angélica, 10 gramos de cardo mariano y luego dejar en reposo durante toda la noche en un litro de agua que esté hirviendo.  Tomar al día siguiente, en ayunas, una cucharada del líquido obtenido diluida en medio vaso de agua.  Guardar en la refrigeradora y tomar este remedio todos los días hasta que se consuma en su totalidad.

Remedio 10: Lavar y picar 1 kg de raíz de achicoria tierna.  Luego, pasar por la licuadora, colocar el zumo en una cacerola y adicionar 500 g. de azúcar granulado. Hervir hasta que el zumo adquiera la consistencia parecida al jarabe. Conservar en una botella de cierre hermético. Tomar una cucharadita tres veces diarias hasta que se mejore.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.