MIGUEL SAMAMÉ SOBRE ‘YO SOY’: “ME DIERON SOLO UN SÁNGUCHE GRASOSO”

El imitador Miguel Samamé, doble de Gustavo Cerati, revela que costeaba movilidad, viáticos y pago de cochera.

A+

Durante años, el reality de imitación ‘Yo soy’, encabezado por el productor Ricardo Morán, presentó galas memorables, pero tras bambalinas las condiciones para los participantes no eran las mejores, incluso hubo más de un malestar.

Esto al menos es lo que narró Miguel Samamé, el doble de ‘Gustavo Cerati’, en hilo telefónico con EXTRA. El artista fue tendencia luego que revelara lo siguiente: “No creo en participar en (Yo soy: Grandes batallas). Lamentablemente el programa no contribuye con los gastos de alimentación y transporte”, expresó en una red social.

  • Muchos imitadores te dieron su respaldo a raíz de tu queja pública…

Yo soy una persona con una carrera de más de 20 años, lo único que yo anhelo es que nuestra carrera sea respetada, ese es un sueño que yo tengo. Ver a mis colegas, a mis hermanos verlos grandes, verlos bien, entonces a mí me parece que en estos momentos (de pandemia) no me parece correcto lo que hacen (…) A mí me parece que ellos, teniendo una capacidad de espacio publicitario, deberían hacerlo a través de una empresa de comida, viajes, o que abran una línea abierta de contribución; bueno, empezar una contribución para tales artistas, la misma gente que nos quiere a nosotros, lo hará.

  • ¿Te llamaron para esta temporada ‘Yo soy: Grandes batallas’?

No. Sinceramente, no.

LEE TAMBIÉN | MAURI STERN: “NO SOY EL MALO DE ‘YO SOY’” [ENTREVISTA]

  • Pero has podido ver el programa, ingresaron nuevos jurados con críticas un poco fuertes…

Eso no me parece mal, estás calificando al artista que ellos mismos han consagrado, encima no les das nada, no hay beneficios. Detrás de cada imitador hay familias, seguidores, entonces imagínate reencontrarte contigo mismo después de lo que te han dicho.

  • ¿Has pasado por muchas dificultades en tu vida y en ‘Yo soy’?

Yo he sido una persona muy humilde, he dormido en la calle, de niño tocaba en buses, entonces todo lo que he construido me ha costado. Para mí, la palabra artista tiene mucho valor. En el programa había mucha presión. La única vez que nos pusieron algo fue un café, pero a la media hora se acababa, entonces tenía que pelearte. El canal te cobraba la comida, nosotros teníamos que pagarlo. En mi performance tenía músicos que son de mi banda, entonces pagaba la movilidad, eran mis instrumentos, la cochera. La única vez que nos dieron algo fue un sánguche grasoso que nadie quiso comer. La mayoría de gente que participa es humilde, viven lejos, entonces creo que es lo justo.

  • A raíz de esto, mucho de tus compañeros se han sumado…

Es verdad, en los grupos me han escrito de WhatsApp, en las redes igual, pero quiero aclarar que esta voz es mía.

Por: Renzo Zuta

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.