MIEDO POR EL ANILLO DE FUEGO

Desde la Antigüedad se le considera un ‘mensajero’ de la muerte.

Este domingo 21 de
junio, fecha en la que
según un estudioso italiano, se cumple el
calendario maya, se
producirá el primero
de los dos eclipses de
Sol que habrá este año.

A+

Los eclipses siempre han despertado el asombro en la civilización humana, pero también el temor porque se cree que significan un cambio para la Tierra.

Este domingo 21 de junio, fecha en la que según un estudioso italiano, se cumple el calendario maya, se producirá el primero de los dos eclipses de
 Sol que habrá este año. El ‘Anillo de Fuego’, tal como es conocido, puede tener efectos en nuestro estado de ánimo y anunciar eventos importantes en nuestras vidas, así como en 
el planeta.

LEE TAMBIÉN | FÁTIMA SALDONID: “LLEGAR A LOS NIÑOS ES UNA BENDICIÓN”

El evento astronómico que ocurre cuando la Luna se ubica entre el Sol y la Tierra no podrá ser visto en América, sólo en algunas zonas de Asia y África. Por eso la NASA habilitará una transmisión en vivo para observar el fenómeno de manera virtual. El ‘Anillo de Fuego’ permanecerá en el cielo por aproximadamente 4 horas.

MALOS PRESAGIOS

El tema es que este fenómeno provocaba temor y malos presagios en nuestros antepasados Si hoy nos sorprendemos mirando los eclipses de sol y de luna, imagine lo que era para las culturas milenarias de todo el mundo, quienes no solo lo veían asombrado, sino que preocupados. El temor frente a la desaparición de la luz en pleno día desató miles de creencias, mitos y leyendas. “Pensaban en que esto era un ominoso presagio y esto obviamente provocaba mucho terror. En base a eso se tejieron muchos mitos y leyendas”, declaró Álvaro Rojas, investigador del Instituto Milenio de Astrofísica.

Siempre será impactante ver como el día por minutos se transforma en noche, pero piense este fenómeno miles de años atrás; ¿será un mensaje de algún dios? ¿Un castigo? ¿El fin del mundo?

“Un eclipse significa la ruptura de una cadena de eventos, de una cadena se sucesiones. De cosas como el día y la noche, el frío y el calor“, agregó Rojas.

EL FIN

Un nuevo eclipse no atraería mucha atención, de no ser porque, como publicamos ayer, una teoría apunta a que el fin del mundo llegaría el próximo domingo 21 de junio. Se basa en el hecho de que al introducir el calendario gregoriano en 1582, se perdieron 11 días del año para poder reflejar mejor el tiempo que tarda la Tierra en orbitar el Sol.

Los teóricos aseguran que si se su- masen esos 11 días, a lo largo de 286 años, deberíamos estar en el año 2012 (y no 2020), época en la que los mayas situaban el fin del mundo. Paolo Tagaloguin, científico que ha promovido esta teoría a través de Twitter, ha explicado que “el número de días perdidos en un año debido al cambio en el calendario equivale a ocho años”.

Y según los mayas, el apocalipsis del mundo llegaba el 21 de diciembre del 2012, con esta corrección, sería el próximo domingo 21 de junio.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.