Juan Reynoso: esto lo salvó de morir en la tragedia del Fokker

El avión que cayó en el mar de Ventanilla provocó la pérdida de una generación de grandes futbolistas del club Alianza Lima.

A+

La reciente asunción de Juan Reynoso como nuevo director técnico de la Selección Peruana de Fútbol, nos hace rememorar un hecho noticioso que ha generado controversia y nostalgia en el devenir de la historia del balompié peruano.

La tragedia del avión Fokker que cayó en el mar de Ventanilla – el 8 de diciembre de 1987, que cayó en el mar de Ventanilla, provocó la pérdida de una generación de grandes futbolistas y del equipo blanquiazul que lideraba el campeonato. Uno de los pocos jugadores que se salvó de morir en la fatídica fecha fue el flamante técnico de la selección, Juan Máximo Reynoso.

El 7 de diciembre de 1987 una lesión lo obligó a quedarse en Lima. Juan Reynoso estaba a punto de cumplir 17 años, pero una dolencia en el muslo derecho hizo que el entonces joven defensor de Alianza Lima se pierda el partido ante el Deportivo Pucallpa. Esa fue la milagrosa razón por la que no viajó con el plantel que dirigía Marcos Calderón.

LEE TAMBIÉN: Juan Reynoso reveló que Gareca lo veía como un potencial técnico

El nombre de Juan Reynoso debía estar en la lista de viajeros para el duelo en Pucallpa, pero el destino quiso que se salvara de morir junto a sus compañeros blanquiazules en aquel vuelo hacia la eternidad.

PROMESA

Juan Reynoso era una joven promesa en el equipo liderado por ‘Pechito’ Farfán, ‘Caíco’ Gonzáles Ganoza, Luis ‘Potrillo’ Escobar y Pacho Bustamante. Reynoso no era titular, pero jugaba tanto de zaguero central como volante de contención y ya se le vislumbraba un perfil de líder.

Antes del viaje, Reynoso acusaba días previos al partido una dolencia en el muslo. Marcos Calderón quería ganarle al Deportivo Pucallpa para capturar la punta (y como así fue con un triunfo de 1-0); apostaba por jugadores en perfecto estado físico y, precisamente el zaguero no tenía el visto bueno del médico.

NO FUE INCLUIDO

Así es que Juan Máximo Reynoso no fue incluido en la nómina de viajeros al oriente peruano. Al aguerrido defensa central no le agradó la noticia, pero igual se resignó a quedarse en Lima y les deseó suerte a sus compañeros antes del viaje a Pucallpa.

Reynoso apenas tenía un año en la profesional. La noticia de la tragedia, en los días previos a cumplir la mayoría de edad, lo derrumbó por completo. Y desde esa fecha, a Juan Reynoso no le gusta recordar ese capítulo de su vida.

Luego de vencer al Deportivo Pucallpa en esa ciudad, el 8 de diciembre la delegación tomó un chárter (el Fokker AE27 de la Marina de Guerra) rumbo a Lima. El avión nunca llegó a su destino y el mar de Ventanilla se llevó a la delegación completa; incluyendo a hinchas de la tribuna oriente que habían sido invitados para ese partido.

MÁS EN EXTRA: 

NOTICIAS A TU TELÉFONO

Únete al grupo abierto en Telegram de EXPRESO y EXTRA para recibir las noticias más importantes del día. Usted, sus familiares y amigos pueden sumarse a esta comunidad, a través del siguiente ENLACE.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.