ESPECIAL DE DOMINGO: EL ADIÓS JUNTO AL CIELO | FOTOS

El cementerio Mártires 19 de Julio de Comas convive con la población.

Algunas partes del camposanto dan a la calle, por ello es difícil mantener el distanciamiento, y los entierros frecuentemente originan aglomeraciones.
A+

Texto y fotos: Alberto Valderrama 

La familia Soto está enterrando a su menor hijo muerto de COVID-19. Es muy doloroso para un padre no volver a ver a su hijo. “Isaías estaba bien y recayó con fiebres”, expresó un familiar.

El distanciamiento social ya se perdió y ahora los entierros son masivos, lo que propaga aún más el virus. Salir a la calle es una ruleta rusa.

Algunas partes del cementerio dan a la calle o literalmente “están en la calle”, como este pabellón de difuntos que está junto a un paradero de colectivos.

Encontramos a un solitario quien estaba muy triste por la muerte de su padre. “Solo se olvida cuando uno ya no visita ni física ni emocionalmente a nadie”, recalcó.

‘El Chamo’, ‘Don Vicco’ y Lucio son los encargados de cavar y rellenar las tumbas. “Antes había más muertos, hacíamos 30 al día, hoy ya han bajado a 4 por día, y acá somos 12 enterradores”, manifestó uno de ellos.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.