Walter Medizabal
Consultorio Jurídico

JUECES DE EJECUCIÓN PENAL, ¿PARA CUÁNDO?

Sábado 27 de Junio del 2020 | 7:52 am

Hay que reconocer que no tenemos una verdadera política criminal de Estado (lo que hay es la receta represiva de la dogmática penal, sin dar pie al correlato preventivo), para el enfrentamiento real contra la criminalidad, menos para dar solución al deshacinamiento de los establecimientos penitenciarios.

¿Crisis en el sistema nacional carcelario? Sin duda por la sobrepoblación de internos en 68 cárceles, superado la capacidad de albergue, con la carga del riesgo de contagio masivo por el covid-19. Ante ello, el Decreto Legislativo 1513, que establece las disposiciones de carácter excepcional para el despoblamiento de las prisiones de mayores y menores por riesgo de contagio del coronavirus. En puridad, la norma precisa que están excluidos aquellos beneficios enumerados en el artículo 50 del Código de Ejecución Penal y que están referidos a la Ley de Crimen Organizado y otros delitos considerados graves como homicidio calificado, feminicidio, tráfico ilícito de drogas, genocidio, desaparición forzada y tortura, entre otros; pero, no especifica cuáles son las delimitaciones respecto a la pena para la solicitud del beneficio.

Ahora legislativamente, los plazos procesales se reducen, estando a la formación del expediente electrónico, ello conlleva a atenuar los requisitos de trámite como antecedentes penales; pero cuidado, judicialmente (al menos en el papel) para conceder estos beneficios se debe evidenciar que el interno se ha readaptado para prever que no volverá a cometer delito.

Normativamente se han flexibilizado los delimitantes de los beneficios penitenciarios de semilbertad y liberación condicional, por lo que se ha facultado a la presidencia de la Corte Superior la designación de los “jueces de emergencia penitenciaria” (Resolución Administrativa 000170-2020-CE-PJ), por ello a modo de ejemplo, determinarán los casos de la cesación masiva de la prisión preventiva, previa disposición fiscal, valorando los presupuestos procesales disponiendo la ejecución inmediata de la libertad de los procesados; y también en casos de la remisión condicional de la pena por delitos de mínima lesividad, medidas de internación preventiva y variación de la medida socioeducativa de internación para los adolescentes infractores, la petición de los beneficios penitenciarios de semilibertad y liberación condicional, así como en aquellos distritos judiciales en donde no se encuentre vigente el Código Procesal Penal, la competencia será asumida por los juzgados penales con reos en cárcel.

Así mismo, los jueces penales o mixtos conocerán la cesación de la prisión preventiva, la petición de beneficios penitenciarios de semilibertad y liberación condicional. ¿Se imaginan la carga procesal de los jueces de investigación preparatoria? ¡Es pertinente la creación de los juzgados de Ejecución Penal¡