LA VAGANCIA DE LA VACANCIA

Viernes 23 de Octubre del 2020 | 8:02 am

Todo el pueblo peruano ya conoce la inoperancia del actual Congreso y su falta de compromiso con el país. Esto se confirma con este segundo pedido de vacancia por parte de algunas bancadas, presentado cuando no han pasado ni dos meses desde que fuimos testigos del espectáculo del debate de la moción de vacancia anterior, que no prosperó por la falta de coraje y valentía de muchos de los que gritaron, pero a la hora de votar emitieron una abstención prácticamente de locura.

Todo este uso y abuso de las vacancias, no es más que la vagancia de muchos parlamentarios que hasta ahora no saben cuál es su verdadero rol, si lo saben no tienen idea de cómo legislar y para disimular su vagancia, utilizan la vacancia.

Vagancia y vacancia es lo que impera en el actual Congreso. Para eso les pagamos todos los peruanos con nuestros impuestos a un Parlamento que, más allá de algunas leyes populistas y otras inconstitucionales, no dejará nada en el registro histórico del parlamentarismo peruano pero, definitivamente, lo que sí quedará en la memoria de todos será las ansias que demostraron por quedarse en el poder utilizando la vacancia como su mejor arma para quebrar el orden constitucional, alzando banderas una vez más con la famosa frase de la “lucha contra la corrupción”.

Finalmente, ese será el triste recuerdo que dejarán al país con sus actitudes personalistas y llenos de protagonismos; un Parlamento con ansias de figuración y sin compromiso histórico; simplemente brillaron por vagancia y vacancia, pues no sería raro que luego de este segundo pedido venga un tercero en sus desesperados intentos por tomar las riendas del poder en el país. Hasta la próxima semana.