¿Y MARISOL?

Miércoles 31 de Julio del 2019 | 7:30 am

Días atrás cuando compartí unas líneas sobre Tony Rosado y sus shows, algunos cibernautas preguntaron por qué no tocaba el tema de su colega Marisol, a quien en redes sociales  acusaron de presuntamente incitar el odio contra los hombres a través de sus letras.

Usuarios de Facebook crearon un evento en el que se convocaba a una protesta contra la cantante de cumbia por la razón antes mencionada. Este llevaba por nombre: “Marcha para que Marisol deje de denigrar a los hombres”. Lo más ridículo.

Pero, ¿por qué es absurda esa reacción?, simple, es disparatado comparar los casos. A la ‘Faraona de la cumbia’, cuyas letras no están en discusión, el Ministerio Público no le ha abierto una investigación preliminar como presunta autora del delito de agresiones contra alguien, cosa que con Tony si sucedió y fue a raíz de unas polémicas declaraciones que brindó en televisión.

No es que esto sea una defensa por una cuestión de género, solo se trata de comprender que el tema (las declaraciones y los hechos), muestran una realidad de la que estamos luchando por escapar: violencia contra la mujer y el aumento de feminicidos – son más de 90 casos entre enero y julio, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables- en el país.

Además, es importante resaltar este otro punto: Marisol no sube al escenario al público para tocarlos a su antojo, “jugar” con su ropa, tampoco tiene un mal trato hacía sus músicos y mucho menos suelta palabras soeces delante de quienes por decisión propia pagan para escucharla.

Y recordemos que, sobre gustos y colores no han escrito los autores. Hasta luego.