“CONFERENCIAS DE PRENSA” CON TUFILLO DE CENSURA

Miércoles 29 de Abril del 2020 | 8:30 am

Hay muchas maneras para que los periodistas realicen sus preguntas en vivo, sin “filtros”. Las dudas se aclaran en el momento, no 24 horas después de haber preparado la respuesta. El cuestionable mecanismo para preguntar en las conferencias virtuales del presidente Vizcarra, que incluye un sorteo fantasma de los medios participantes y el previo conocimiento de lo que se va a consultar, deja mucho que desear.

Por esta razón, a manera de protesta, el diario en el que trabajo más de dos años y medio, Expreso –un medio político con más de 50 años de circulación a nivel nacional– anunció su decisión de no participar más en las ruedas de prensa del mediodía. Todos los medios deberían rebelarse a esas “conferencias de prensa” con tufillo de censura camuflada.

Es importante defender la libertad de expresión, pues esta no está en cuarentena, y permitir que se envíen preguntas, supone, tal como lo dice el presidente de la Fundación de Ética Periodística Cesar Vignolo, una flagrante vulneración del derecho a la información, recogido en la Constitución del Perú, en la Declaración Universal de DD.HH. y la Declaración de Chapultepec.

Recordemos que la libertad de prensa es característica de sociedades con libertad de expresión plena, por lo que los medios de comunicación (tradicionales y hoy digitales) están en su derecho de investigar, verificar, informar y difundir el producto final, aprovechando el sinfín de herramientas que te da la tecnología, y permitir que se le transgreda es traicionar al periodismo.

Faltan respuestas: por los actos de corrupción en la PNP en la adquisición de implementos para los policías, la situación caótica en los penales (para trabajadores e internos), las protestas del personal de salud exigiendo materiales de protección y mejores condiciones labores, y finalmente lo de las pruebas rápidas que siguen siendo una bomba de tiempo.

La realidad se está tornando más cruda, hemos llegado al límite, pero aun así toca resistir.