UN GUSANO LOS CONFRONTA

Domingo 13 de Septiembre del 2020 | 10:00 am

Por Roberto Rendón Vásquez

En circunstancias que la Pandemia mundial del Covid-19 azota el Perú motivando decenas de miles de muertos, en momentos que los servicios de salud pública están colapsados por la cantidad de contagiados y que la economía nacional tambalea, que las fuentes de producción de bienes no recobran su normalidad y que miles de personas han perdido su trabajo, que la educación de niños y jóvenes está virtualmente paralizada, justamente en estos momentos de crisis un gusano ha confrontado a los Poderes del Estado y a sus miembros.

Confrontar es poner a una persona frente a otra para oponerlas entre sí. Un gusano que pretende ser víbora lo está logrando. No solamente se están enfrentando los políticos sino autoridades del más alto nivel, el resultado será una catástrofe en la vida del pueblo peruano. Se evidencia la miopía generalizada en los Poderes del Estado. Se están perdiendo en el humus del gusano.

Es evidente que en el Ministerio de Cultura se produjo una contratación espuria que trascendió a la opinión pública. Debió actuar la Contraria General para recabar las pruebas suficientes y establecer las responsabilidades de funcionarios de todos los niveles y formular las denuncias pertinentes contra los autores del acto ilegal sin perjuicio de establecerse las responsabilidades políticas de los que resulten responsables. Si del análisis de los hechos y las pruebas se establece la comisión de un delito, se pudo formular la denuncia pertinente al Ministerio Público. Los autores del acto ilegal a la corta o a la larga resultarán inevitablemente procesados, aunque sean personajes de los más elevados niveles administrativos o políticos.

Pero usando actos del gusano y de sus promotores y/o protectores, sin medir las consecuencias, se están confrontando ocasionado un grave descuido y perjuicio en el trabajo que debe realizarse en el país para superar los estragos de la pandemia, el quebranto de la economía nacional, la masiva desocupación laboral, el colapso en los centros de salud a nivel nacional, la normalización del derecho a la educación y la prevención de la salud de todos sin excepción.

Se trata de evaluar inteligentemente las situaciones y actuar razonablemente en cada Poder Estatal sin que ello signifique recortar sus atribuciones, deberes y derechos constitucionales. Debe sancionarse a quien comete actos ilegales, pero usando las facultades institucionales de la Contraloría, Ministerio Público y Poder Judicial. La sanción a los responsables se debe efectuar con responsabilidad.