GENERADORES DE GRAVES PROBLEMAS PARA EL FUTURO

Miércoles 2 de Septiembre del 2020 | 8:08 am

El Poder Legislativo tiene la facultad de aprobar leyes y el Ejecutivo de promulgarlas y ambos no deben actuar para “salir hoy del paso” sino con responsabilidad para no generar problemas futuros.

Aprovechando la pandemia tienen la intención de “devolver” aportes de los trabajadores que forman su fondo para que perciban su pensión jubilatoria cuando lleguen a la tercera edad.

En 1973 se promulgo el Decreto Ley N° 19990 que estableció constituir fuentes de financiamiento del Sistema de Pensiones con los aportes de los asegurados, el rendimiento de multas y de inversiones, intereses de capitales y reservas formadas. Este fondo permitía otorgar pensiones por jubilación, invalidez, sobrevivientes, viudez, orfandad, ascendientes y capital de defunción. Ese fondo puede reajustarse y hasta generar uno de Reserva. Estos no podían destinarse a gastos administrativos del Seguro Social. Los administradores del Seguro tenían la obligación de ejercitar cobranzas coactivas a empleadores que no cumplían con depositar los aportes de sus trabajadores pero no lo hicieron.

Se estableció el derecho jubilatorio: hombres a los 70 años y mujeres a los 65 años si tenían 15 o 13 años de aportación, respectivamente. Actualmente se ha elevado a 20 los años de aportación, que es lo que ha generado el problema “de la devolución de aportes”.

Ergo, si no hay fondo de aportaciones o de este “se retira” ahora una suma significativa de dinero” no será posible “otorgar” pensión jubilatoria cuando el trabajador este anciano y exija su derecho jubilatorio.

La aprobación en el Congreso para el retiro de aportes a la ONP no ha medido las consecuencias al futuro. Paulatinamente los mismos que ahora “retiren facultativamente” sus aportes, en el momento de jubilarse, al no haber los fondos necesarios en la ONP, generaran reclamos y paulatinamente las protestas serán masivas. El hecho que dispongan que es un retiro “facultativo”, conociendo la idiosincrasia en nuestra sociedad, decidirán por el retiro ahora sin medir las consecuencias para ellos mismos.

El caso los afiliados con más de 65 años y que no acrediten 20 años de aportes puede resolverse inteligentemente. Podría concedérseles un plazo para completar los años de aportación. Eso no destrozará el fondo pensionario.

Hay responsabilidad en la ONP por: a) No ha haber cobrado coactivamente a empleadores que no cumplieron con depositar en el Fondo los aportes de sus trabajadores. b) Gastar “millones de soles” en abogados para eludir no pagar las pensiones demandadas judicialmente.