Cesar Rodriguez
Emprende, camina y cambia

TIPS PARA CREAR UNA POLÍTICA DE “TRABAJO DESDE CASA”

Martes 5 de Mayo del 2020 | 8:43 am

El poder acceder a un programa de trabajo desde casa. Para muchos, el beneficio proviene de un mejor equilibrio trabajo/vida, pero otras ventajas incluyen una mayor productividad y motivación de los empleados, así como beneficios “ecológicos”.

Si tiene empleados trabajando desde casa es imperativo que tenga pautas claras en su política de “trabajo desde casa”. No prestar atención a los detalles puede tener serias implicaciones, particularmente si su colaborador no es monitoreado adecuadamente o la seguridad de su hogar no está a la altura. Les comparto algunos puntos que podría implementar dentro de su protocolo de teletrabajo.

1. ¿Quién se pone a trabajar desde casa?: Cada colaborador es diferente y debe ser capaz de reconocer cuáles de sus trabajadores serán productivos realizando sus tareas desde casa. Las personas que necesitan una rutina estricta para producir resultados pueden no ser las más adecuadas para realizar teletrabajo.

2. Requisitos del equipo: Dependiendo de la naturaleza de su negocio, es posible que deba proporcionar a sus empleados tecnología adicional para su hogar. Por ejemplo, ¿les va a pedir que usen su propia computadora o les proporcionarán una computadora portátil? O le debes de activar ciertos accesos de forma remota para que puedan entrar al sistema operativo con el que realizan sus tareas diarias, recuerda que toda persona que trabaje a distancia tiene que hacerlo con la misma facilidad como si estuviera en la oficina.

3. Salud y seguridad: Los empleadores tienen diferentes niveles de responsabilidad para los colaboradores que trabajan desde casa; Es posible que deba incluir un lenguaje en su política que le permita acceder a su hogar para revisar los riesgos de peligro (dificultad de conectividad a la red de la empresa, cobertura de la red de internet del hogar entre otros factores relacionados a la Ciberseguridad).

4. Seguridad de la empresa: La información y la documentación de su organización serán confiables para el colaborador fuera de la empresa. No solo debes pensar en el empleado, sino en otras personas que ingresan a su hogar. ¿Cómo recuperar documentos si la relación laboral termina? O como mantener la confidencialidad de la información, para esto último podrías realizar un acuerdo de confidencialidad entre la empresa y el trabajador.

5. Monitoreo del desempeño: Muchas organizaciones usan software que rastrea los la ubicación de los empleados mediante GPS, pero si esto no es adecuado para su línea de trabajo por ser un colaborador de confianza, ¿cómo se asegurará de que sus empleados estén laborando a niveles óptimos?

Debe pensar en la frecuencia con la que necesitará contactar a los trabajadores a domicilio, incluso si es solo por correo electrónico o por otra herramienta tecnológica.

6. Redactando su política: Cuanto más detallada sea su política, más fácil será resolver cualquier desacuerdo con respecto a los derechos de un empleado. La política también debe describir las horas de trabajo que espera de cualquier persona que trabaje desde su casa, por eso es tan importante poder monitorear el rendimiento. Se recomienda realizar actualizaciones periódicas, además debe indicar si el empleado deberá ingresar a la oficina y con qué frecuencia.