Cesar Rodriguez
Emprende, camina y cambia

LA PASIÓN, LA CLAVE DEL ÉXITO

Martes 12 de Febrero del 2019 | 6:47 am

Hay tantos factores que contribuyen a nuestro éxito en los negocios, así como en nuestra vida. A propósito de San Valentín considero vital que para lograr lo que nos propongamos, debemos amar lo que hacemos. Si bien siempre hay cosas que no nos gusta hacer de nuestras tareas diarias, hay una pasión ardiente que nos impulsa a realizarlas. Aquí hay tres razones por las que creo que ser un apasionado de su negocio es la clave del éxito:

Alimenta el compromiso: Escuchamos mucho sobre “saber tu por qué” y hay una razón. Tienes que estar al tanto de lo que te impulsa, en qué estás trabajando y por qué es importante para ti. Cuando uno no tiene claridad sobre estas cosas, los desafíos y los obstáculos pueden convertirse en una gran distracción y desviarlo de su curso. Cuando realmente te apasiona lo que haces. Cuando estás comprometido con tus objetivos, el universo conspira contigo para hacerlos realidad.

Te ayuda a realizar la venta: Las llamadas en frío no me entusiasman. Estoy seguro de que hay muchas personas que no tienen problemas para descolgar el teléfono y hacer esas llamadas, yo no soy uno de ellos. La excepción a esto es cuando estoy trabajando en un proyecto por el que estoy entusiasmado con el hecho de que realizar llamadas a completos extraños es la única manera de tener éxito. Cuando nos apasiona lo que hacemos, las personas en el otro extremo del teléfono pueden escucharlo y querrán ser parte de él (algunos de ellos). Si está vendiendo algo en lo que no cree, va a tener un momento difícil.

Te mantiene satisfecho: ¡La vida es buena cuando estás haciendo lo que amas! Cuando vives con un propósito y haces lo que amas, las cosas comienzan a fluir mucho más fácilmente. Las cosas que antes parecían el fin del mundo ya no son un gran problema. Los desafíos y obstáculos son vistos como pruebas de nuestro compromiso en lugar de castigos crueles del universo. Sabes por qué haces lo que haces y te hace feliz. Hay tantas personas por ahí que están viviendo vidas insatisfechas. Tienen sueños que piensan que nunca pueden ser una realidad. El hecho de que tenga la oportunidad de hacer lo que ama es una bendición, y lo debe valorar.

En resumen, la pasión es lo que nos mantiene como empresarios. Es el combustible que nos impulsa a nosotros y a nuestros negocios. Si no te apasiona lo que haces, debes preguntarte por qué lo estás haciendo. Si la pasión fue lo que lo inició, es solo una cuestión de reconectarse con ella. Si nunca te apasionó lo que haces, es hora de descubrir cómo agregar ese ingrediente especial llamado “pasión” a lo que haces. Si queremos un éxito significativo en la vida, la pasión es un deber. Recuerda a Mark Zuckerberg, cofundador/CEO de Facebook: “Si te dedicas a aquello que te gusta y te apasiona, no es necesario contar con ningún plan maestro sobre cómo van a suceder los acontecimientos”





Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE