Cesar Rodriguez
Emprende, camina y cambia

LA HABILIDAD DE RECONOCER Y RESOLVER PROBLEMAS

Martes 22 de Octubre del 2019 | 4:38 pm

Los emprendedores son buenos solucionadores de problemas. Si bien eso puede parecer obvio, es la parte más olvidada de la mentalidad empresarial: la forma en que los empresarios piensan sobre las cosas. Entonces, una de las preguntas que deberíamos plantear a los emprendedores, es: “¿Cómo resuelven los problemas?”

Esta pregunta puede traer respuestas interesantes, ya que la solución de problemas es una habilidad que muchos emprendedores tienen y de quienes podemos aprender.

Sería bueno que el cliché “ver un problema como una oportunidad” funcionara. Pero no siempre es así. Para muchos, especialmente para los emprendedores, un problema es solo un problema, y es difícil verlo de otra manera.

En ese sentido, lo primero que hacemos al enseñar emprendimiento es tener claro que existirán problemas, o llamados también desafíos, contratiempos, adversidades, etc. Recuerda que nadie va a tener éxito en la vida sin antes conocer ni saborear los problemas y menos, sin tener la capacidad de superarlos. Entonces, es importante preparar a los futuros emprendedores para que primero esperen y anticipen los problemas, luego lo reconozcan y finalmente se preparen para ello.

Entonces, lo que distingue a los emprendedores exitosos respecto a la resolución de problemas, es que a menudo ven los problemas como otro elemento que se debe descartar de la lista.

Por otro lado, muchas personas “normales” pueden ver un problema y pensar: “Dios mío, ese es un problema real. No tengo idea de qué hacer al respecto”; sin embargo los empresarios pueden ver el mismo problema y pensar:” ¿Cómo puedo solucionar esto para llegar a donde necesito estar?”. Para ello, el enfoque está en trabajar el problema, resolverlo y superarlo.

Asimismo, los emprendedores tienden a aceptar la idea de que las soluciones a menudo no están a la vuelta de la esquina y que el poder mental puede no ser suficiente en todo momento. Entonces, buscan orientación de otros, especialmente de aquellos fuera de su campo.

El hecho de estar abiertos a ideas creativas e inspiradas y mantenerse enfocados en el objetivo principal, ayuda a los emprendedores a encontrar soluciones diferentes, incluso después de que se resuelva el problema. De este modo, los emprendedores pueden estar tan abiertos a nuevos aportes, que experimentan con soluciones diferentes e inusuales para ver si una solución es superior a otra o mejora su producto o servicio en general. Cuando alguien dice “Sé que resolvimos ese problema, pero me gustaría saber si esta idea lo resolverá más rápido o de manera más permanente”, estamos hablando del verdadero pensamiento empresarial.

Finalmente, los cuatro elementos claves para la resolución de problemas de emprendimiento son: (i) la anticipación y la preparación, (ii) mantener un resultado sólido y un enfoque objetivo, (iii) estar abierto a nuevas ideas y soluciones, y (iv) continuar trabajando en un problema incluso después de que se haya resuelto. Recuerda que la resolución de problemas es una habilidad que puedes aprender cómo hacerlo, o aprender a hacerlo mejor.