Cesar Rodriguez

César Rodríguez

LA ÉTICA EMPRESARIAL

A+

Actualmente el comportamiento ético de las empresas en todas sus actividades y negocios son una preocupación y un tema que ocupa no sólo al mundo empresarial, sino también a los diferentes núcleos de la sociedad, como es el Estado, la academia, la iglesia y, por supuesto, a quienes son los receptores de sus productos y servicios.

La ética de las empresas debe tener una responsabilidad con el bien común. Es un compromiso con el respeto permanente hacía con todos sus asociados, su personal, sus clientes, sus inversionistas, sus proveedores, sus acreedores y el Estado como representante de la sociedad.

El comportamiento ético y la responsabilidad social corporativa pueden traer beneficios significativos para una empresa. Por ejemplo, pueden:

  • Atrae clientes a los productos de la empresa, lo que significa aumentar las ventas y los beneficios.
  • Fomenta que los empleados quieran permanecer en el negocio, reduce la rotación laboral y, por lo tanto, aumenta la productividad.
  • Atrae a más empleados que deseen trabajar para la empresa, reduce los costos de contratación y permite que la empresa incorpore a los empleados más talentosos.
  • Atrae a los inversores y mantiene el precio de las acciones de la compañía alto, protegiendo así el negocio de la toma de control.

Una empresa que se propone trabajar dentro de sus propios lineamientos éticos corre menos riesgo de ser sancionada por un comportamiento deficiente y es menos probable que incumpla las normas establecidas por la sociedad.

La reputación es uno de los activos más importantes de la compañía, y una de las más difíciles de reconstruir en caso de que se pierda. En otras palabras, la ética empresarial significa disfrutar de la verdad en el cumplimiento de sus compromisos, y ser reconocida como íntegra y honrada, sin lo cual no es sostenible ni manejable.

Es por ello que, la ética debe contribuir a afianzar la credibilidad y la confiabilidad de toda la sociedad en la empresa, logrando satisfacer los deseos y atendiendo los derechos de todas sus partes interesadas.

La ética para las empresas es una fortaleza en el mediano y largo plazo, es la seguridad de contar con una organización sana, honesta y transparente.

Un clima permanente de comportamiento ético en las empresas es un factor de desarrollo económico y social y por lo tanto muy valioso para el país y para toda su población. Recuerda, como dijo Nelson Mandela “Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien”.

NOTICIAS A TU TELÉFONO

Únete al grupo abierto en Telegram de EXPRESO y EXTRA para recibir las noticias más importantes del día. Recuerde que sus familiares y amigos también pueden sumarse a esta comunidad, a través del siguiente ENLACE.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.