Cesar Rodriguez
Emprende, camina y cambia

5 RAZONES PARA FORMAR ALIANZAS ESTRATÉGICAS EN LOS NEGOCIOS

Martes 28 de Enero del 2020 | 1:54 pm

Adquisición de nuevas habilidades y recursos a menudo, cuando las empresas cooperan en un proyecto, intercambian habilidades que no están a la venta. Por lo general, un socio posee experiencia tecnológica y la capacidad de mantenerse al tanto de los desarrollos tecnológicos en rápida evolución. Lo que ese socio necesita del otro socio o socios es capital, grandes sistemas de distribución, experiencia en marketing, redes de servicio y credibilidad en el mercado.

  1. Formación de economías de venta; Las asociaciones pueden generar economías de escala que permitirán a las empresas participantes reunir un amplio conjunto de recursos y lograr la masa crítica necesaria para el éxito internacional. Las empresas con habilidades complementarias pueden confiar en la experiencia comprobada de cada una en lugar de gastar tiempo y recursos para desarrollar de forma independiente lo que ya se ha logrado.
  2. Mejora de la competitividad: Muchos proyectos de comercio internacional requieren experiencia de diferentes campos. Tradicionalmente, las compañías han intentado desarrollar o mantener todas las habilidades requeridas internamente. Sin embargo, a medida que aumenta la complejidad tecnológica y administrativa, las empresas están aprendiendo que no pueden hacer todo por sí mismas. Como resultado, las corporaciones más competitivas están adoptando una estrategia de mantener sus competencias centrales solamente.
  3. Dividir los riesgos comerciales globales: Los costos de investigación y desarrollo siempre aumentan y la velocidad de la innovación significa que los productos se vuelven obsoletos rápidamente y los riesgos de invertir en el desarrollo de nuevos productos son altos. Compartir los costos e instalaciones de investigación y desarrollo proporciona una buena relación calidad-precio, mientras que compartir experiencia puede acelerar el proceso. La asociación también se puede utilizar para compartir el riesgo en otras áreas. Por ejemplo, las empresas pueden compartir sistemas de transporte y distribución, lo que ahorra dinero y permite una entrega más rápida del producto. Es muy común que los productores de películas, editores de libros, fabricantes de juguetes y propietarios de establecimientos de comida rápida cooperen en campañas promocionales paralelas que difunden el riesgo involucrado en nuevas empresas, se refuerzan mutuamente y maximizan los beneficios para cada uno de los participantes.
  4. Establecer nuevos estándares: La primera compañía en crear una nueva tecnología podría establecer los estándares para su industria simplemente porque es la primera. Sin embargo, varios competidores pueden desarrollar tecnologías similares aproximadamente al mismo tiempo. Es muy difícil predecir qué tecnología establecerá el estándar para la industria, por lo que tratar de ser el primero en el mercado con una nueva tecnología puede ser muy arriesgado. Formar alianzas es un enfoque para establecer estándares en una industria. También aumenta las posibilidades de que los estándares en los que invierte una empresa sean aceptados en toda la industria. Los estándares crean mercados, y por esta razón, muchas compañías de alta tecnología no pueden darse el lujo de no involucrarse en algún tipo de alianza, consorcio u otro esfuerzo cooperativo.
  5. Ingresando a nuevos mercados extranjeros: Los socios pueden proporcionar sistemas de comercialización y distribución establecidos, así como conocimiento de los mercados a los que sirven, asegurando que los productos lleguen al mercado más rápido y sean más propensos a ser comprados. Los socios extranjeros pueden asesorar a una empresa sobre cómo modificar un producto para cumplir con las regulaciones locales y las preferencias del mercado. Pueden ayudar con cuestiones tales como la traducción de documentación, la conversión de medidas métricas a medidas imperiales, la conversión de los requisitos de energía y el cumplimiento de las normas de embalaje. Las alianzas estratégicas también pueden ser útiles cuando las condiciones del mercado o las políticas gubernamentales presentan barreras de entrada al mercado. La asociación con una empresa local puede ayudar a superar estas barreras.