Carlos B-min
REPORTERO AL VOLANTE

SI ERES EL COMPRADOR ELEGIDO

Lunes 30 de Marzo del 2020 | 8:30 am

Quiero aprovechar el espacio de esta columna semanal para compartir con todos ustedes un artículo esencialísimo. Sigamos estas pautas, es vital y recuerden QUEDARSE EN CASA. Los quiero a todos, todos dentro de su casita para derrotar a esta pandemia.

Especialistas recomiendan que un solo miembro de la familia debe ser el escogido para ir de compras, una vez cada tres días o cuando la emergencia de medicamentos lo determine.

1. Sal con una muda de ropa determinada para tal fin. Ahora que aún hay calor, quizás un short o polo ligero, zapatillas cómodas o sandalias.

2. Usa tu TAPABOCAS, de ley y si deseas usa un gorrito y si tienes lentes de sol cerrados sería genial. Protección asegurada.

3. Abre las manijas de la puerta con la mano que no dominas (si eres zurdo usa la derecha), coge el dinero también con esa mano y compra lo estrictamente necesario: no acapares y piensa que otros también necesitan comer.

4. No te aglomeres en el mercado, si alguien se te acerca mucho diles enérgicamente: ¡OYE BROTHER, CONSERVA TU DISTANCIA! ¡Eso!, metro y medio, suficiente.

5. Como ya tienes una lista de compras, súrtete y directito a tu casa. Si te encuentras con un amigo, de lejitos: ¡HOLA CHOCHERA!, y nada más. ¡A CASA!

6. Al llegar, abre la puerta con la mano que no dominas. Deja tu bolsa de mercado en el lugar que tengas destinado para ello, aprovisiónate de una cesta o una caja de cartón para dejar tu ropa (tendrás que sacarte el polo, colgar el tapabocas y dejar los lentes, también la billetera, además de cambiarte el calzado colocándote unas sandalias limpias para estar dentro de casa.

7. Sin saludar a nadie vas directo al baño, te sacas el short y truza. Primero cojes el jabón y te lavas la mano como ya sabes, 20 segundos, luego vas con todo el cuerpo COMPLETITO, COMPLETITO. Shampú para el cabello incluido.

8. Te secas y te pones otra muda de ropa para estar dentro de casa y listo. ¡FAMILIA PROTEGIDA!

P.D. Como esto es una ceremonia higiénica, por eso es recomendable no salir a menudo.

– La ropa la desinfectarás lavándola normalmente con detergente o jabón. Usa siempre guantes para hacerlo.

– Puedes desinfectar llaveros, billeteras con agua y lejía. Basta un litro de agua y dos tapitas de lejía y listo. Usa un paño para pasar por toda las superficies que quieras desinfectar.

– En la entrada de tu casa puedes colocar un paño de trapear embebido con una solución de agua y lejía (1 lt. De agua más 1 tapita de lejía).

– Se recomienda usar la MANO QUE NO DOMINAS porque está comprobado que la persona tiene una tendencia natural a frotarse los ojos, nariz o boca con la mano que sí se domina.