Alfredo Vignolo
LA ESPADA DE DAMOCLES

TUFO POLÍTICO

Jueves 7 de Noviembre del 2019 | 8:30 am

La ministra de Salud, afirmó que las denuncias contra su esposo, por acceder al cargo de confianza de Coordinador de Gestión de la Sunarp es “el costo de sacar decretos en beneficio del ciudadano”, ¿Alguien puede creer tamaña asnada? “Son lamentables estos ataques al Gobierno y a mi persona”, afirmó victimizándose, concluyendo “Es importante señalar que esto es el costo de ser ministra de Salud” (?). Eso es intercambio de favores, lo demás son embustes.

De otra parte el ministro de Cultura, Francisco Petrozzi, defendió la designación de su ex colega de bancada, Guido Lombardi, como asesor de su despacho y aseguró que “contratar a personal de la talla del ex periodista debería ser una celebración”, bueno la inopia hace decir tantas pavadas juntas, inclusive el ex asesor de Alberto Belaunde ha sido nombrado como Jefe del Gabinete de asesores de tal cartera y ahora será el jefe de Lombardi.

La Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp) ha cambiado de nombre, ahora es la Superintendencia Nacional de Familiares y Amigos del Gobierno (Sunfag), ya el Gobierno designó como asesor al hermano de la secretaria general de Palacio de Gobierno, el cual tuvo que renunciar, inclusive un informe de la Contraloría señala que no cumplía con el perfil.

Hasta hace unos días el director de la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Interior tuvo que dimitir al enterarse de una denuncia sobre el mal uso de efectivos a su cargo para fines personales.

La discriminadora ministra de Economía, María Antonieta Alva, expresó que el problema que afronta nuestro país es que “la gente no vale lo mismo”, por supuesto que no vale lo mismo, salvo que seas vizcarrista o tengas algún familiar trabajando en el Estado.

El testimonio de un colaborador eficaz sobre los pagos que Odebrecht hizo para adjudicarse la carretera Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa, en San Martín, que involucra al ex primer ministro y ex gobernador regional César Villanueva, en las planillas del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht figuran pagos por US$320.000 para el “codinome” “Curriculum Vita”, seudónimo que la “coimera” asignó a Villanueva, como consta en un acta firmada por Barata.

Mientras Vizcarra pregona que combate la corrupción, la realidad demuestra otra cosa, vivimos en la pestilencia política, estamos inmersos en la peor podredumbre y nuestra patria no merece tener este esperpento de gente que hace lo que quiere.