Alfredo Vignolo
LA ESPADA DE DAMOCLES

TRÁFICO EN EL NORTE

Jueves 6 de Febrero del 2020 | 12:00 pm

El empresario americano Francis Hernández ha denunciado que sus propiedades ubicadas en “Las Pampas de Pimentel” han sido usurpadas por una organización criminal denominada “La gran familia”, liderada por Carlos Enrique Vázquez Zavala.

A pesar de que Francis Hernández tiene los títulos de propiedad, inscritos en la Superintendencia de Registros Públicos de Lambayeque y obra en su poder los pagos de arbitrios en la municipalidad de Pimentel.

El invasor de dicha propiedad es Carlos Enrique Vásquez Zavala, quien cuenta con el apoyo de la notaria Avanto Montalván, confabulada en este ilícito penal con el juez de Paz de la zona, el cual le emite los certificados de posesión con fechas adulteradas.

Carlos Enrique Vásquez tiene antecedentes ya que en octubre del 2018 efectivos de la PNP procedieron a desalojar a las personas que de manera irregular vinieron “administrando” la garita ubicada en 4 de Mayo, en el sector Pedro Vera Casiano, perteneciente a la Comunidad Campesina “Santa Lucía de Ferreñafe”.

Por orden judicial, la garita pasó nuevamente a manos de sus directivos y comuneros, luego que desde el 2012, tras la caída de la red criminal “La Gran Familia”, estuviera bajo la irregular administración del expulsado comunero Hilarión Sono Rivas y de Carlos Enrique Vásquez Zavala.

De otra parte, la Fiscalía Supraprovincial contra el Crimen Organizado notificó a 10 policías que laboran en la región Lambayeque para que declaren como testigos sobre la organización criminal el “Clan del Norte”.

Luego que el Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional declarara fundado el requerimiento fiscal de prisión preventiva contra 25 imputados, entre ellos el ex jefe de la Dirtepol Chiclayo, Jorge Linares Ripalda.

Según el Auto de Prisión Preventiva que dictó el referido juzgado, el coronel Linares Ripalda formó el Grupo Especial de Inteligencia Operativa (Geio) con la finalidad de prestar protección, resguardo y apoyo logístico al “Clan del Norte”, que por aquellos días lo lideraba Luz María Jiménez Mera, alias ‘Lucha’ o ‘doctora’, conviviente de ‘Pepe Clavijo’.

Del dinero recaudado, el ex jefe policial de Chiclayo, recibía un ingreso semanal estimado en 4 mil nuevos soles por parte de “Lucha”. Es por ello que también le ordenaba a efectivos policiales a su mando, que le proporcionen seguridad no solo personal sino también domiciliaria a la pareja de “Pepe Clavijo”.

Parece haberse institucionalizado en el país el trá- fico de terrenos.