Alfredo Vignolo

Alfredo Vignolo

¡FE Y PACIENCIA!

A+

Aún no está dicha la última palabra, sin embargo, Pedro Castillo se autoproclamó, presidente de la República, desconociendo y violando la Ley de leyes y la Ley Orgánica Electoral.

Tuvo la insolencia de manipular a sus huestes, al publicar un tuit en el que da a entender que es el “presidente electo del Perú”, a raíz del anuncio de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) de haber llegado al 100% de actas contabilizadas y procesadas.

“Gracias a los pueblos de todo el Perú que desde su diversidad y fuerza histórica me han brindado su confianza. Mi gobierno se deberá a toda la ciudadanía”, escribió, a pesar de no ser proclamado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Su aliada política, Verónika Mendoza, señaló que “El pueblo peruano ha hablado, ha elegido con su voto a un maestro y rondero como presidente de la República. ¡Que viva la democracia! Felicitaciones, Pedro Castillo”.

Están engañando, ya que aún faltan contabilizar las numerosas acciones de nulidad e impugnaciones presentadas contra varias actas electorales en el Jurado Electoral Especial (JEE) en primera instancia y en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en segunda instancia.

Le corresponde a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) brindar las cifras oficiales y al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), proclamar al presidente electo después de agotar las nulidades e impugnaciones.

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) ya resolvió las actas observadas, ahora falta resolver las solicitudes de nulidad que son más de 800 en mesa y Perú Libre en más de 200, es decir, hay mil pedidos que ya están siendo resueltos en los Jurados Especiales. Habiendo un estimado de 300 mil votos pendientes de validar.

La historia puede variar…, si es que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) admite los recursos de Fuerza Popular (FP).

Hay que entender que la democracia es un valor muy preciado y es deber de los ciudadanos defenderla en todo momento y circunstancia. La sucesión democrática del poder debe darse dentro de los procedimientos legales y constitucionales previstos y no con gritos callejeros.

Aguardemos con paciencia y serenidad las decisiones de los jurados electorales especiales y del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cuyos procedimientos legales tienen que estar apegados a la Constitución y a los tratados internacionales sobre derechos humanos, que deben de garantizar la administración de justicia electoral en última y definitiva instancia.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.