PUTIN EN “GUERRA” POR EVO

Rusos señalan que EE.UU. sacó a Morales por los recursos.

Jueves 14 de Noviembre del 2019 | 6:30 am

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia lo calificó de “golpe de Estado orquestado” la renuncia obligada de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, con lo cual el país de Vladimir Putin ratifica su apoyo al líder indígena, mientras que ataca a la postura de Estados Unidos.

El interés de Moscú en el drama que se desarrolla hasta ahora es comprensible porque Morales ha entregado proyectos lucrativos a las empresas estatales rusas.

Morales rápidamente forjó una buena relación con el régimen de Putin, al que se le facilita hacer negocios de armas y energía con autócratas. Rosatom Corp., el monopolio nuclear del estado ruso, obtuvo un contrato para construir un centro nuclear de US$300 millones cerca de La Paz, la capital boliviana, y comenzó a negociar una concesión para desarrollar las grandes reservas de litio de Bolivia. Gazprom PJSC, la estatal rusa de gas natural, tiene presencia en Bolivia desde 2010. Rusia también ha tratado de vender armas a Bolivia, especialmente helicópteros.

Entre tanto, el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov advirtió a los actores externos (como Estados Unidos) a que no traten de “sacar provecho” de la situación en Bolivia y subraya que la crisis debe resolverse constitucionalmente.

“No se debe dar rienda suelta a la ‘pasión’, esto es especialmente cierto para las fuerzas extranjeras que tal vez todavía pueden verse tentadas a obtener algún beneficio, incluidos los geopolíticos”, indicó.

Por su parte, aún siguen en la retina las palabras que brindó Donald Trump al concretarse la salida de Morales, de la presidencia boliviana.

“Ahora estamos un paso más cerca de un hemisferio occidental completamente democrático, próspero y libre”, sostuvo, añadiendo que “Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y a los militares bolivianos por cumplir con su juramento no sólo a una persona, sino a la Constitución de Bolivia”.

De otro lado, el expresidente de Bolivia Evo Morales denunció a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por estar “al servicio” del “imperio norteamericano” y facilitar la crisis en Bolivia tras denunciar irregularidades en los comicios del 20 de octubre.

“La OEA no está al servicio de los pueblos latinoamericanos y menos de los movimientos sociales, está al servicio del imperio norteamericano”, dijo Morales en su primera rueda de prensa desde México, donde vive desde este martes en condición de asilado, tras renunciar a la Presidencia el pasado domingo.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.