VIRGEN FÁTIMA PREDIJO QUE RUSIA DESTRUIRÍA EL MUNDO

Los errores de Putin causarán grandes daños, habría dicho la Virgen María a los pastorcitos.

A+

Sin duda algo muy impactante. El papa Francisco rezó por la paz en Ucrania en una ceremonia, rememorando una profecía apocalíptica de un siglo de antigüedad sobre la paz y Rusia que fue provocada por las visiones de la Virgen María a tres niños campesinos en Fátima, Portugal, en 1917.

Francisco invitó a obispos, sacerdotes y fieles ordinarios de todo el mundo a unirse a él en la oración de consagración, que comenzó con el pontífice entrando en la Basílica de San Pedro ante unas 3,500 personas y concluyó con él sentado solo ante una estatua de la Virgen.

Allí, pidió solemnemente perdón porque la humanidad haya olvidado las lecciones aprendidas de las tragedias del siglo pasado, el sacrificio de los millones que cayeron en dos Guerras Mundiales.

GUERRA

“Libéranos de la guerra, protege nuestro mundo de la amenaza de las armas nucleares”, dijo el papa Francisco.

El servicio fue el último esfuerzo de Francisco para reunir oraciones por el fin de la guerra mientras mantiene abiertas las opciones para el diálogo con la Iglesia Ortodoxa Rusa y su influyente líder, el patriarca Kirill. Francisco aún tiene que condenar públicamente la invasión rusa, aunque cada vez se muestra más indignado con la guerra en Ucrania.

El ritual tenía una profunda importancia espiritual para muchos católicos y una fuente de fascinación para otros. Trata de algunos de los aspectos más controvertidos de la fe católica: supuestas visiones de la Virgen, revelaciones del infierno, el comunismo soviético y la muerte de un Papa, y preguntas sobre si las profecías contenidas en los llamados “secretos de Fátima” ya se han cumplido o no.

LA PROFECÍA

La historia de Fátima ocurrió en 1917, cuando según la tradición, los hermanos portugueses Francisco y Jacinta Marto y su prima Lucía dijeron que la Virgen María se les apareció seis veces y les confió tres secretos. Los dos primeros describieron una imagen apocalíptica del infierno, predijeron el final de la Primera Guerra Mundial y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, y presagiaron el auge y la caída del comunismo soviético. Los niños tenían entre 7 y 10 años en ese momento.

En 2000, el Vaticano reveló el tan esperado tercer secreto, describiéndolo como una predicción del intento de asesinato del 13 de mayo de 1981 contra San Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.

RUSIA

Según escritos posteriores de Lucía, quien se hizo monja y murió en 2005, en Rusia reinaría la paz si el Papa y todos los obispos del mundo consagraran al país al “Inmaculado Corazón de María”. Lucía luego afirmó que Juan Pablo cumplió esa profecía durante una Misa el 25 de marzo de 1984, hace exactamente 38 años el viernes, aunque nunca especificó Rusia en la oración.

El texto de la oración de Francisco corrigió esa omisión de 1984. Dice: “Por lo tanto, Madre de Dios y Madre nuestra, a tu Inmaculado Corazón nos encomendamos y consagramos solemnemente, la Iglesia y toda la humanidad, especialmente Rusia y Ucrania”. Agrega: “Concede que la guerra termine y la paz se extienda por todo el mundo”.

“ERRORES DE RUSIA”

¿Pero qué dice el mensaje de la Virgen de Fátima sobre Rusia? Según estudiosos esto se encuentra en la segunda parte del mensaje, y habla de la previsión de los enormes daños que causarían los “errores” de Rusia, esto es, que en su defección de la fe cristiana y en la adhesión al totalitarismo comunista, provocaría grandes daños a la humanidad.

Para evitar las trágicas consecuencias de estos errores, la Virgen María pidió que el Santo Padre, junto con los obispos del mundo entero, consagrara a Rusia a su Inmaculado Corazón; también pidió la Comunión reparadora de los primeros sábados de mes.

El secreto habló igualmente de las guerras con las que Dios castigaría al mundo si no se atendiera a sus peticiones y de las persecuciones que sufriría la Iglesia católica.

Suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ

Sigue al Diario Extra en sus redes sociales de FacebookTwitter e Instagram.