TENGA UN AUTO NUEVO CON BONO DEL CHATARREO


Con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el gobierno aprobó el Bono del Chatarreo para promover la renovación o retiro definitivo de vehículos del parque automotor. Si quiere cambiar su auto puede acogerse de este programa.

Las personas que deseen recibir este bono tendrá que cumplir los siguientes requisitos para empezar: que el vehículo se encuentre inscrito a su nombre en el registro de propiedad vehicular de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP) y que tenga Tarjeta de Identificación Vehicular.

Además, en el caso que los vehículos presten el servicio de transporte público de personas y mercancías, el número de chasis y de motor deben coincidir con los números consignados en la Tarjeta de Identificación Vehicular.

También tiene que estar en funcionamiento y en capacidad de llegar a la Planta de Chatarreo por su propia propulsión, contar con los componentes mecánicos y estructurales completos, los cuales son establecidos en el reglamento del decreto.

Cabe precisar que el reglamento puede incorporar condiciones adicionales, acorde con las necesidades de cada Programa de Chatarreo específico, en conjunción con la naturaleza de los vehículos, a ser incorporados en cada programa, así como para aquellos que se les haya impuesto algún gravamen.

Por último, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC), la Autoridad de Transporte Urbano o las municipalidades provinciales, según corresponda, deben verificar  el cumplimiento de los requisitos correspondientes, antes que se entregue el incentivo económico.

Como parte del programa, se establece el otorgamiento de beneficios a las personas propietarias de los vehículos, en la forma de incentivos pudiendo ser éstos económicos o no económicos, los cuales son detallados en el Reglamento de este Decreto de Urgencia, que será publicado por el MTC en un plazo de 30 días hábiles.

Según el artículo N° 10 del dicha medida, el Bono del Chatarreo se dirigen de forma prioritaria a los mercados de transporte donde existe un alto nivel de externalidades negativas vinculadas a la contaminación, congestión e inseguridad vial, así como a la mejora de los sistemas de transporte.

Mientras el inciso N° 11, sostiene que también se priorizará la recuperación y valorización material y energética de los residuos de reutilización, reciclaje, coprocesamiento, entre otros, “siempre que garantice la protección de la salud y del ambiente”.

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.