TECNOLOGÍA PARA CONTROLAR LOS REBROTES EN RESTAURANTES

Cheerfy, empresa fundada por dos españoles, propone un sistema de registro de usuarios para tener un control de los comensales ante posibles casos positivos.

Viernes 25 de Septiembre del 2020 | 8:43 pm

El sector de la hostelería está siendo uno de los más castigados por la pandemia de Covid-19. El cierre de locales durante los meses de confinamiento y las actuales limitaciones de aforo en bares y restaurantes, acompañados por el miedo que muchos ciudadanos tienen a comer en un local cerrado, se podrían saldar este año con el cierre de 65.000 establecimientos de hostelería.

“Desde el sector luchamos por adaptarnos a los cambios legislativos constantes. La semana pasada en Reino Unido se han tomado nuevas medidas que obligan a los restaurantes a registrar a todos sus clientes. Es una norma que tarde o temprano creo que llegará a España, y seguramente se produzca de forma abrupta…”, explica Carlos Gómez, fundador de Cheerfy.

Cheerfy es una empresa con sangre española que opera en Reino Unido, España y Portugal con el respaldo de Techstars Ventures y la alemana Metro AG. Creada inicialmente para ayudar a los restaurantes a fidelizar su clientela, desde hace unos meses se han centrado en crear soluciones que ayuden al sector hostelero frente al Covid-19. La última herramienta que proponen es Cheerfy Trace, que facilita a los restaurantes el registro de sus clientes con la finalidad de localizarles si, con posterioridad, se confirma un caso positivo en uno de estos establecimientos. “Esta solución ayuda a rastrear posibles contagios mediante un simple registro en el que se solicitan los datos que piden las autoridades”, explica. “El registro se realiza a través de un código QR que se instala en la entrada o en las mesas o la red WiFi del local y recoge el nombre y apellidos el cliente, el número de su teléfono móvil, el DNI o su Código Postal”.

LEE TAMBIÉN: NETFLIX: ESTRENOS DE OCTUBRE

Puesta en marcha el viernes de la semana pasada, desde Cheerfy aseguran que sus clientes en Inglaterra lo adoptarán de forma inmediata, y espera que en España este interés florezca cuando sea obligatorio.

Para respetar la privacidad, los responsables están obligados a borrar la información recogida de los clientes una vez pasados 21 días (en el caso de Inglaterra), aunque si el cliente lo especifica, sus datos podrán ser utilizados por los establecimientos como herramienta de márketing. “Es una combinación que alinea varios planetas y de la que tanto el sector hotelero como los clientes se pueden beneficiar”.

Cheerfy trabaja con cadenas como Grosso Napoletano en Madrid, Autogrill, o marcas como Heineken.

(https://www.expansion.com/)

Encuentra más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.